¿Qué diferencias existen entre asilo político y la condición de refugiado?

A pesar de tener un origen común como lo es la condición de una persona cuya vida e integridad física se consideran en peligro de una manera argumentada, las condiciones de refugiado y asilado tienen vertientes distintas que son básicamente derivadas del lugar donde se encuentra el solicitante.

Redacción Venezuela al Día

Y es que para obtener el estatus de refugiado, salvo excepciones específicas tales como Cuba y países que fueron miembros de la Unión Soviética, se requiere que la persona haya salido del territorio de su país y que no puedan o no quieran regresar a su país de origen porque han sido perseguidas o tienen razones fundadas de llegar a serlo por cualquiera de las razones siguientes: Raza, Religión, Nacionalidad, Membresía de un grupo social (como por ejemplo gays, lesbianas o transexuales), Opinión política, también por haber sido obligados a ser esterilizados o a abortar. O sufrir persecución por haberse negado.

Una de las principales diferencias entre pedir asilo y condición de refugiado  es el lugar en el que se encuentra la persona que sufre persecución. Para solicitar el estatus de refugiado es obligatorio encontrarse fuera de Estados Unidos.

Además, el solicitante estar fuera de su país. A este último requisito hay excepciones muy limitadas y establecidas expresamente por el Presidente de Estados Unidos.

En la actualidad sólo pueden solicitar el estatus de refugiado desde dentro de su propio país los cubanos, los ciudadanos de países que formaron parte de la Unión Soviética e Irak. Son circunstancias muy excepcionales y en inglés son denominadas in-country processing.

Los candidatos al estatus de refugiado son procesados en una primera fase por uno de los 9 Centros de Apoyo a la Reubicación (RSC, por sus siglas en inglés), que tiene Estados Unidos en diferentes puntos del planeta.

La mayoría de ellos han llegado a un RSC porque han sido remitidos por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, una Embajada de los Estados Unidos o una organización no gubernamental. Otros llegan porque forman parte de un grupo calificado de especial preocupación humanitaria y, finalmente, los casos de reunificación familiar.

Cuando toda la información es recabada sobre el candidato, la misma se envía al USCIS a Estados Unidos, que es quien debe aprobar la solicitud. El último paso corre a cargo de una agencia de reubicación en EE.UU. que será la encargada de apoyar al refugiado cuando se le autorice a viajar.

Con información de thoughtco.com.