Elecciones presidenciales en Venezuela: ¿Utopía o realidad?

Los delegados oficialistas y del reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, culminaron tres días de diálogos en Barbados, sin perspectivas por ahora de una nueva elección presidencial.

El Heraldo

El gobierno y la oposición acordaron establecer una mesa de trabajo permanente para intentar resolver la crisis política, bajo la mediación de Noruega, que auspicia una solución desde mayo. “Se desarrolló una intensa jornada de trabajo con los seis puntos que se acordaron con el gobierno de Noruega y las oposiciones”, dijo Maduro en una cadena obligatoria de radio y televisión, sin revelar los temas.

Previamente, el ministerio noruego de Asuntos Exteriores anunció en un comunicado la instalación de “una mesa que trabajará de manera continua y expedita, con el fin de llegar a una solución acordada”.

“Está previsto que las partes realicen consultas para poder avanzar en la negociación”, añadió el texto, sin detallar fechas de nuevos encuentros.

Oslo pidió “máxima precaución en comentarios y declaraciones respecto al proceso”. Junto a Maduro, Héctor Rodríguez, negociador del gobierno, anticipó un “camino complejo”, pero que podría llevar a un “acuerdo de convivencia democrática” y de “gobernabilidad” donde ambas facciones se reconozcan.

Por su parte, el representante de Guaidó, Stalin González, afirmó en Twitter que los venezolanos necesitan “respuestas y resultados”, y anunció que su delegación hará consultas para avanzar y poner fin al sufrimiento. “Creo que la negociación va bien para el gobierno porque quizá el tema electoral no sea prioridad” del gobierno, comentó a AFP el politólogo Ricardo Sucre.

Guaidó es enfático en que el diálogo debe conducir a la salida de Maduro para establecer un “gobierno de transición” y convocar a nuevos comicios, pues considera que la reelección del gobernante socialista en 2018 fue fraudulenta.

Foto: Cortesía

Pero mientras finalizaba la cita en la isla caribeña, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, negó que el gobierno esté discutiendo con la oposición una salida electoral.

“Para su fórmula original, Guaidó necesitaba tener la fuerza y no la tuvo. No sé qué fuerza pueda tener el interinato. Debería haber pedido sus elecciones desde el principio. Si no lo pudo hacer en enero, no creo que lo logre ahora”, apuntó Sucre.

Grecia reconoce a Guaidó

El nuevo gobierno conservador griego reconoció ayer a Juan Guaidó como “presidente interino de Venezuela”, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Siguiendo la línea de otros países de la UE como España, Francia, Reino Unido o Alemania, el gobierno de Kyriakos Mitsotakis “decidió reconocer al presidente de la Asamblea Nacional democráticamente electa, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela, para que convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas”, señaló el texto.

El posicionamiento del ejecutivo griego supone un giro respecto al anterior gobierno de izquierda de Syriza, uno de los poquísimos apoyos del presidente chavista Nicolás Maduro en la Unión Europea.

El anuncio de ayer es además uno de los primeros que efectúa la cancillería griega bajo la dirección de su titular Nikos Dendias, quien asumió el cargo este pasado martes.

Guaidó agradeció de inmediato el reconocimiento. Grecia “será sin duda un gran aliado europeo para nuestra lucha”, tuiteó el jefe parlamentario, quien busca expulsar a Maduro del poder y formar un “gobierno de transición” que llame a nuevos comicios. El anterior jefe de gobierno griego, Alexis Tsipras, se había negado a reconocer a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y se limitó a pedir la elaboración de “un calendario para la celebración de elecciones libres y democráticas” en el país sudamericano, como dijo en marzo tras un encuentro en Atenas con el presidente boliviano, Evo Morales.