Conozca las aplicaciones que ayudan a combatir el miedo a volar

Estadísticamente, el avión sigue siendo mucho más seguro que otros medios de trasporte, incluyendo el automóvil.

Pero las malas noticias que han perseguido a la industria aérea en el último año y medio ciertamente no han ayudado a disminuir el miedo de muchos a volar.

Más de 500 personas murieron como resultado de accidentes aéreos en 2018, por solamente 59 fatalidades en 2017, según las estadísticas del Aviation Safety Network.

Y el número de muertos registrados al 1ro de julio de este año por este portal especializado ya suma 212, incluyendo vuelos privados y comerciales.

Aún con estas cifras, sin embargo, las probabilidades de morir en un accidente aéreo siguen siendo extremadamente bajas: de 1 en 1,3 millones en el peor de los casos, según los cálculos del profesor del MIT Arnold Barnett.

Pero las probabilidades se reducen todavía más en lugares como Estados Unidos, la Unión Europea e incluso China, donde, en promedio, y según las estimaciones de Barnett, uno puede tomar un avión a diario por 90.000 años antes de verse involucrado en un accidente fatal.

Y a eso es lo que le apuesta Am I Going Down? (“¿Me voy a desplomar?”) una de las cada vez más numerosos aplicaciones para combatir la aerofobia disponibles para celular.

Los problemas de Boeing con su modelo 737 Max han contribuido a aumentar el miedo a volar.

La app, disponible en iTunes a un costo de US$2,99 calcula las probabilidades de accidente de 10 millones de rutas específicas, esperando que la información tenga un efecto tranquilizador.

Después de todo, ¿qué razón tenemos para preocuparnos al viajar desde Londres a nuestras oficinas de Miami si Am I Going Down? estima las probabilidades de accidente de cualquier vuelo desde el aeropuerto de Heathrow en 1 en 4.998.290?

“Si tomas este vuelo todos los días esperarías (en promedio) durar 13.693 años antes de desplomarte”, es su tranquilizador mensaje.

Información similar también está disponible en la aplicación Valk Fear of Flying (“Miedo a volar”), desarrollada por la Valk Foundation de Holanda en colaboración con KLM, Air France, la Universidad de Leiden y el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam.

Articulo de bbcmundo.com.

También le puede interesar: