¿El estado más divertido de EEUU? ¡Te lo tengo!

Si algo es característico de la sociedad norteamericana es ese sentido de la competencia por un lado y por el otro el de una continua promoción de las bondades que se poseen en cada espacio geográfico del país. A través de estos parámetros se determinan cuáles son los mejores lugares para que vivan las personas mayores, las familias numerosas, las familias con hijos que irán a la universidad, los lugares más tranquilos y muchas otras categorías que no serían enumerables en un solo artículo.

Redacción Venezuela al Día

Estas comparativas ayudan en muchas ocasiones a la optimización de los espacios públicos así como a la implementación de políticas por parte de las autoridades para mejorar no solamente la calidad de vida sino también los atractivos para que los ciudadanos se sientan motivados por los resultados desde el pago de sus impuestos.

Florida particularmente lleva la bandera como un estado “playero” y de muchos espacios de diversión tanto diurnos como nocturnos. Esa combinación hará más atractivo este estado para la llegada de habitantes que buscan mantener un ritmo de vida muy activo y que contribuirán de muy buena gana con un pago de impuestos que permitan cada vez mejoras en los espacios públicos para el recreo y la diversión de los ciudadanos.

El portal WalletHub publica de continuo este tipo de clasificaciones  y permite de continuo establecer comparativas entre los resultados obtenidos de un año a otro. El año pasado, por ejemplo, Florida estaba calificado de quinto en cuanto a los lugares más divertidos detrás de : Las Vegas (1), Orlando (2), Nueva York (3) y Atlanta (4).

El “Estado del Sol Brillante” ha escalado posiciones para este año y se ha colocado como el segundo más divertido del país, detrás de California, que se llevó el primer lugar. A Florida le siguen Nueva York, Washington y Colorado, hasta llegar a los estados “menos entretenidos o divertidos”: Delaware, Mississippi y West Virginia.

El estudio se basó en ciertos factores como la cantidad de restaurantes, cines, campos de golf, teatros, gimnasios (sí, sudar también es divertido), lugares para esquiar (aquí Florida no se llevó muchos puntos), marinas (aquí sí ganamos: hay yates y muchos puentes que se levantan y paran el tráfico para que estos pasen), acceso a parques nacionales (por ejemplo, los Everglades y sus aligatores), entre otros.

Así que muchos pueden decir con propiedad que viven en un estado divertido; por ejemplo, los que aman pasar horas golpeando las pelotas de golf y yendo a buscarlas en el carrito, o los que salen a discotecas cada sábado religiosamente (es una expresión popular, no es que vayan a rezar).

Acá les compartimos un video por demás explicativo de lo expuesto en todo lo anterior: