¿Amante del maquillaje? Como emigrar , seguir tu pasión y no arruinarte en el intento

Tras el fenómeno mundial de la migración hay miles de historias. Cada persona que se traslada de su país hasta otro en búsqueda de un mejor futuro deja en su tierra natal familiares, amigos, estudios trabajo, y hasta pasiones. En el caso específico de las mujeres, una de esas pasiones, sin lugar a dudas, el maquillaje.

Redacción Venezuela al Día

Estados Unidos es uno de los países donde se registra mayor porcentaje de extranjeros motivo por el cual los pequeños y grandes establecimientos comerciales han aprovechado sus estrategias de marketing para penetrar en el mercado de los migrantes ofreciendo productos y servicios a los precios más accesibles posibles. Este es el caso de las tiendas de “Todo a un dólar”.

En este tipo de establecimientos que ofertan cualquier cantidad de productos también se pueden encontrar los artículos más esenciales que le permitan a las mujeres realizar un maquillaje completamente profesional, sin tener que gastar grandes cantidades de dinero.

Así lo demostró la modelo venezolana Daniela Di Giacomo, miss internacional 2006, quien se tomó la tarea de trasladarse hasta una de estas famosas tiendas mayoristas, en las que pudo comprobar que en la sección de maquillaje se consiguen los cosméticos más utilizados por las féminas, todo a un precio increíble de un dólar.

Labiales, máscara de pestañas, polvo compacto, sombras para ojos y cejas, lápiz delineador, base, y correctores de ojeras, son algunos de los productos que muchas mujeres dejan de comprar en países como Venezuela por sus elevados costos. Sin embargo, las cadenas de tiendas de 1 $ en Estados Unidos los ofrecen con buena calidad y al precio más accesible posible.

Con su recorrido y posterior compra, la también presentadora de televisión dejó ver cómo estos grandes comercios se convierten en la opción ideal para que las mujeres migrantes no dejen de comprar todo lo que necesiten en materia de cosméticos de belleza por ahorrar, ya que estos populares establecimientos ofrecen a su clientela femenina una amplia gama de productos sumamente económicos que en otro lugar costarían una fortuna.