11.000 kilos de basura y cuatro cuerpos fue lo que dejó la limpieza del Monte Everest

Si algo ha caracterizado a los seres humanos de todas las etnias ha sido la gran capacidad que poseen para contaminar los ambientes por donde transitan o en los cuales realizan sus asentamientos. Esta característica negativa es directamente proporcional al grado de desarrollo industrial que hayan alcanzado.

Redacción Venezuela al Día

Entre los espacios abordados que han recibido un enorme impacto a lo largo de muchas décadas se encuentran las cimas más altas del mundo las cuales, al constituirse en un reto a superar por montañistas que llegan desde distintos puntos de la geografía mundial y quienes portan gran cantidad de materiales desechables que han ido quedando sumergidos en grandes capas de nieve.

Y es que en ese paquete que constituyen los montañistas y sus materiales e insumo de supervivencia se incluyen los alimentos enlatados que al ser consumidos ocasionan que los envases hayan sido abandonados en el sitio donde se realizó el proceso de alimentación tratándose de desayunos o cenas de manera indistinta.

Allí también han quedado materiales abandonados por quienes han sufrido accidentes perdiendo su equipo de alpinismo el cual también consta de muchos elementos contaminantes tales como arneses, ganchos y hasta bombonas de oxígeno.

Pero el proceso de calentamiento global que avanza de manera irreversible ha ido derritiendo esas “nieves eternas” y han ido quedando al descubierto tanto los desechos de materiales consumidos así como cuerpos de escaladores que llegaron a fallecer y desaparecer durante el intento que realizaban.

Todo ello ha constituido la colosal suma de once toneladas que ha logrado desalojar el gobierno de Nepal en dos meses de labores de limpieza que acaban de concluir. Cabe destacar que la contaminación arroja cifras aún más altas y esta iniciativa aspira continuar en temporadas posteriores.

Entre todo lo recolectado también se han rescatado cuatro cuerpos que, según las autoridades, corresponden a un montañista ruso, otro de un escalador nepalí y los otros dos cuerpos aún no han sido identificados.

“Parte de la basura fue entregada a la ONG ‘Blue Waste to Value’, que recicla productos de desecho, durante una función en Katmandú en presencia del jefe del Ejército de Nepal, General Purnachandra Thapa, el miércoles, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente”, dijo Bigyan Dev Pandey, Director de la Dirección de Relaciones Públicas del Ejército de Nepal.

Con información de intriper.com.