Guaidó a las FAN: “Maduro saldrá por las buenas o por las malas”

Desde principios de año, Juan Guaidó y todos quienes se han embarcado en la cruzada libertaria para librar a Venezuela del yugo castrocomunista han tratado de convencer a los altos mandos militares del país para que se coloquen “del lado correcto de las historia”, en esos intentos llevan casi medio año y pareciera que las opciones pacíficas para lograr una transición hacia la democracia se han agotado.

Redacción Venezuela al Día

La enorme presión que desde el exterior se ha aplicado al régimen de Nicolás Maduro pareciera desmayar por momentos. Aunque se logró la adhesión de más de 50 países a las iniciativas para desconocer al regordete usurpador de Miraflores, el régimen, mediante tretas dilatorias y recetas enviadas desde Cuba, ha ido capeando una situación que ya se torna insostenible para el pueblo venezolano.

Y es que los militares se mantienen sometidos a los designios del régimen ya por intereses personales a fin de preservar las prebendas otorgadas, ya por miedo al escrutinio y espionaje al que son sometidos de continuo, se niegan a participar en acciones que les puedan costar, como a otros que ya lo han intentado, su carrera militar sin que haya resultados definitivos.

Hasta el momento, todos los militares que se han inclinado por apoyar los intentos para lograr el cese de la usurpación han perdido sus carreras, han sido execrados y muchos se encuentran fuera del país en condiciones hasta de pobreza extrema.

Luego de todo ello, quizá Guaidó haya pensado mejor la posibilidad de invocar la “Doctrina Roldós” o el artículo 187 de la constitución y, desde esa apreciación, hace un llamado a la Fuerza Armada Nacional con las esperanza de que se integren a una iniciativa que lleve al establecimiento de un gobierno de transición y la convocatoria a unas elecciones transparentes que permitan que los venezolanos elijan a quien los gobernará por un nuevo periodo.

Desde esa posición hace un planteamiento que no deja lugar a dudas pues se trata de una advertencia directa y quizá final a las FAN ¿Será por las buenas o por las malas?