El último crucero procedente de Cuba causó conmoción en pasajeros que llegaron a Miami: “Fue horrible”

La grave crisis que afecta actualmente a Venezuela trajo como consecuencia una serie de sanciones en contra de funcionarios del régimen de Caracas que apuntaron directamente al corazón de la economía a fin de debilitar el accionar de Maduro. Pero a la vez que presionar para el cambio política en Venezuela, EE.UU. ha decidido también presionar a su “titiritero” y es así como han recrudecido las sanciones en contra de Cuba que se habían suavizado recientemente luego de décadas de bloqueo comercial.

Con el recrudecimiento de dichas sanciones se cierra la entrada de divisas a la isla la cual encuentra a la vez muy agotadas las reservas de Venezuela que se convirtió en su principal financista sobre todo en los dieciocho años recientes.

Las sanciones afectan de forma directa, por ejemplo, establecer a Cuba como llegada para recorridos turísticos de emblemáticas embarcaciones que realizan cruceros hacia distintas partes del mundo y especialmente hacia islas del mar Caribe.

El último crucero de la empresa Royal Caribbean, que partió desde La Habana, después de que entraran en vigor las nuevas medidas del gobierno de Trump, que reinstalan las restricciones de viajes a Cuba arribó este jueves a Miami.

Un comunicado había sido emitido por la empresa a través de su cuenta de Twitter, en el que anunciaba los cambios en los itinerarios de sus cruceros . Informaron que las novedades eran por la decisión del gobierno de EEUU con respecto a los viajes en crucero a la isla.

“Yo creo que la despedida más horrible la vivimos ayer saliendo de Cuba, todo el pueblo cubano, por todo el Malecón, diciéndonos adiós, la gente llorando”, dijo Taisa Alejandro, de Puerto Rico.

El barco ‘Empress of the Sea’ atracó en el puerto de Miami pasadas las 6 de la mañana.

Con información de Univisión.