Maduro asegura que Colombia se roba el café de Venezuela: “Lo revenden”

Maduro trata de seguir al pie de la letra el manual de propaganda nazi. En cada intervención que realiza lleva puntos definidos y hasta en el orden de los 11 puntos que señalara el genio que dio al mundo lecciones magistrales de desinformación, no en balde Joseph Goebbels sigue siendo estudiado es las escuelas de propaganda en todo el mundo.

Redacción Venezuela al Día

“Echar la culpa a otros de los errores propios” “Negar firmemente la ocurrencia aunque los hechos sean irrefutables” Maduro ya tiene un decálogo en cuanto a la negación total de las realidades mientras sigue en su noble misión de destruir cualquier aparato de producción que pueda subsistir en un país al que han condenado a la pobreza extrema.

Y no es de gratis. Mientras se amplía el espectro de pobreza, menos posibilidades hay de que pueda organizarse una fuerza interna que les pueda derrotar. La pobreza y destrucción han sido los instrumentos utilizados por Maduro y su “corte de los milagros” para atornillarse en el poder.

Maduro ha enfilado nuevamente sus baterías hacia Colombia como elemento de distracción al asegurar en su estilo chabacano y chambón que Colombia “se lleva el café” de Venezuela y que “la mitad del café que Colombia está vendiendo al mundo es venezolano”.

Según el mofletudo gobernante de facto “mafias paramilitares colombianas” serían  las que “roban” el café y evitan que lleguen a los venezolanos. “Se los llevan de aquí en sacos y los venden allá (…) el mejor café del mundo es venezolano”, dijo en su discurso.

En medio de anuncios para “mejorar” la distribución de alimentos (que no producirlos) Maduro aseguró que “Lo más importante es que hay que garantizar que el café le llegue al pueblo. A través de las cajas Clap, y métodos de distribución accesibles. (…) Hay que evitar que lo roben las mafias paramilitares de Colombia.

La destrucción del aparato productivo, la expropiación de plantas procesadoras y empaquetadoras de Café así como el abandono de los cultivos han sido los principales causales de la destrucción y desaparición de casi todas las industrias productivas en Venezuela, aún quedan algunas pero, seguramente, ya encontrarán la manera de expropiarlas para cumplir la tarea.

En la actualidad, Venezuela se encuentra en crisis por falta de alimentos, fallas en todos los servicios básicos a nivel casi nacional y falta de combustibles. Caracas ha sido privilegiadas motivado a que los poderes tienen en la ciudad su sede, el resto del país paga las consecuencias de ese privilegio ya que muchas ciudades continúan sufriendo de prolongados apagones, no hay gas, gasolina y los alimentos así como el agua potable escasean.

Con información de El Tiempo.