Mueren siete hombres durante operativo por crimen de funcionario policial en Ocumare

Desde hace  mucho se asegura que la única forma de que se realicen operativos realmente efectivos en contra de un hampa desatada contra una ciudadanía indefensa en Venezuela es que ocurra la muerte de algún “chivo” o de alguien muy apreciado dentro de las fuerzas policiales.

Redacción Venezuela al Día

En la zona de los Valles del Tuy desde hace tiempo que “la ley se fue de vacaciones”, el hampa se ha enseñoreado y no se ha encontrado forma o manera de poner freno a unos delincuentes que están hasta mejor armados que los cuerpos policiales de élite.

Sin embargo, este 16 de mayo cometieron un error que les costó que se activara una acción conjunta pues en una de sus acciones acabaron con la vida de un funcionario que gozaba de alta estima y aprecio dentro de las fuerzas policiales de la región.

El agente respondía en vida al nombre de Elio Enrique Infante Correa y era conocido entre sus compañeros como “Infantico” para diferenciarlo de un hermano suyo que también es funcionario.

Se supo que el funcionario se dirigía a visitar a su madre  cuando en el trayecto  se topó con unos amigos a quienes les habían robado una moto por lo que optó por acompañarlos hasta el sector piñate de la parroquia Santa Bárbara en la carretera Ocumare-Cúa en los Valles del Tuy donde efectivamente avistan a los sujetos, sin embargo, estos reaccionaron dándole muerte en el lugar.

Una vez conocido el hecho, se desarrolló un operativo para dar con los responsables del crimen. En el procedimiento participaron uniformados de la PMTL, Guardia Nacional (GN), Fuerza de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y Policía Municipal de Cristóbal Rojas.

Como resultado de tal despliegue ocurrió la muerte de siete individuos que presuntamente estaban implicados en la muerte del policía. De los siete fallecidos, solo uno fue identificado: Cruz Antonio Carranza Díaz, de 24 años de edad, apodado “el Maque”.

Los funcionarios incautaron cuatro motos, una pistola marca Glock, modelo 17, serial LVH149, perteneciente al funcionario muerto, y seis escopetas.

Sin embargo, este resultado no agradó a integrantes de la comunidad quienes consideraron que lo que se llevó a cabo fueron ajusticiamientos sumarios sin tener una certeza de que estaban matando a quienes realmente se hallaban implicados en la muerte del funcionario policial.

Como protesta, este viernes durante horas de la mañana, un grupo de vecinos de las comunidades de Santa Bárbara y La Mata cerró la autopista Charallave-Ocumare, a la altura de Matalinda, así como la carretera vieja.

Con información de El Pitazo.