67 medios impresos han sido cerrados desde 2013 por culpa del régimen

Todo lo que costó por años construir, con un esfuerzo humano incalculable, y con un único objetivo en la mira, “informar”, una vez más el régimen vuelve a destruirlo en menos de un abrir y cerrar de ojos. La historia de los medios impresos en Venezuela nuevamente se ve golpeada por la crisis más grande que ha vivido el país, misma crisis que, solamente desde el 2013, ha sacado de circulación a 66 diarios, de acuerdo con las estadísticas del Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys).

Con información de Panorama

Digamos que la crisis económica, que devoró 50% de la economía venezolana en 5 años, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), forma parte de un cóctel que ha afectado a la gran prensa del país además de las habituales presiones del poder político traducidas en obstáculos para acceder a materias primas clave.

El caso de Panorama se trata del número 67 en Venezuela. Luego de surfear hasta ahora la crisis con la habilidad que dan 104 años de existencia, con un manejo prolijo del papel y sus recursos, esta Casa Editorial se queda sin papel. No tiene así margen para reponer sus inventarios en medio de una caída sin precedentes de su pauta publicitaria. Ni qué decir del laberinto que supone importar el principal insumo de los periódicos, el papel.

Historia repetida para casi todos los periódicos que debieron apagar sus rotativas. De los 66 diarios que ya no circulan, 28 cerraron de forma definitiva al no tener ni siquiera página web, mientras 38 siguen operando con redacciones a escala. La plataforma digital en Venezuela genera una interacción en tiempo real, permite métricas casi minuto a minuto. Pero por la crisis económica las versiones digitales están lejos de traer ingresos y anunciantes como ya le costaba al papel en tiempos de crisis.

En cuatro años, entre 2013 y 2017, desaparecieron 24 medios impresos en Venezuela. Pero solo el año pasado dejaron de circular 26 periódicos de manera definitiva. Como consecuencia, cuatro estados del país, no tienen diarios Apure, Barinas, Portuguesa y Sucre, lista a la que ahora se suma el Zulia. Y en diez estados solo circula uno.

Entre los últimos matutinos forzados a suspender su publicación figuran El Nacional, El Aragüeño y Ciudad Mcy (Aragua), Tribuna Popular (Caracas), y El Luchador (Bolívar). Uno de los casos más emblemáticos del 2018 fue el de El Nacional, que en diciembre suspendió su rotativa de forma temporal. Desde agosto, el diario ya había anunciado que suspendería sus ediciones impresas los lunes y sábado.

Los medios en Venezuela tuvieron que cerrar suplementos, revistas, encartados, cambiar a formatos tipo tabloide, bajar la paginación y el tiraje, progresivamente hasta desaparecer. Los quioscos se quedaron vacíos y la prensa pasó, apurada, a la era digital en el mejor de los casos.

Te podría interesar: