Funcionarios de la PNB evitaron quema de “Judas Maduro” en Montalbán

El domingo de resurrección marca el cierre de una semana llena de actos religiosos tradicionales en casi todo el mundo. Lo difundido de la religión cristiana permite no solamente tener percepción de las dimensiones del perdón y el amor al prójimo, también drenar los desacuerdos cuando se quema la figura emblemática de quienes le hacen la vida triste al pueblo.

Redacción Venezuela al Día

Y aunque se habla de, y se menciona el perdón como esa poderosa herramienta que permite limar asperezas y superar desacuerdos, desde hace unos dos mil y tantos años que la figura de la traición es llevada a la hoguera para la expiación de los pecados cometidos.

Judas, el “Iscariote”, vendió a su maestro por treinta monedas y la señal para identificarlo estuvo en el saludo con un beso en la mejilla.

Más diáfanos que ese gesto es el que invocan aquellos que dicen “defender al pueblo” pero lo llevan “de la seca a la meca”  haciéndoles la vida triste en base a la destrucción del sistema económico de una nación y el grotesco endeudamiento luego de haber dilapidado y obsequiado los ingresos provenientes del tan criticado pero muy disfrutado “rentismo petrolero”.

Ese caradurismo ha hecho que este domingo muchos de los “Judas” tuviesen cuando menos la imagen del rostro del regordete usurpador de Miraflores.

La traición ha ocurrido, el pueblo yace postrado en medio de las ruinas de la economía y el poder secuestrado de una manera flagrante ¿a quién mejor poner como el “judas” de este noble pueblo?

Sin embargo, este domingo en la urbanización Montalbán de Caracas, funcionarios de la PNB han arremetido para despojar de ese momento de drenar la impotencia a los vecinos que se disponían a quemar a su “judas” con la imagen de Maduro.

Explicaron en las redes sociales que  “Unos PNB que no les alcanza el sueldo ni para meterle saldo al telf, con un mal seguro social, sin caja de ahorro y con armas más pobres que la de los colectivos y malandros, intervienen en la parodia de la quema de judas que tenían hoy los vecinos de Montalbán en Caracas”.