Trasladan a Omar al Bashir a prisión de máxima seguridad en Sudán

FOTO: Getty Images

El expresidente de Sudán Omar al Bashir fue trasladado durante la noche a una cárcel de Jartum, indicó el miércoles un allegado del exmandatario, mientras que los manifestantes continúan reclamando delante del cuartel general de las fuerzas armadas una rápida transición a un gobierno civil.

AFP

“Bashir fue trasladado la noche pasada (del martes) a la prisión Kober de Jartum”, indicó este allegado que pidió el anonimato por razones de seguridad. Bashir, de 75 años, estaba detenido por los militares en un lugar mantenido en secreto desde su arresto tras el golpe con el que lo destituyeron.

La detención de Bashir no sosegó a los manifestantes, que protestan desde diciembre en contra del gobierno y que llevan días acampando delante del cuartel general de las FFAA en Jartum.

Los militares hicieron algunas concesiones a los manifestantes, entre ellas la destitución el martes del fiscal general, Omer Ahmed Mohamed. Pero los manifestantes seguían determinados.

Esta semana testigos indicaron que varios vehículos militares rodearon el área y que las tropas removieron barricadas que montaron los manifestantes.

Al tomar el poder el jueves los militares anunciaron que un Consejo Militar gobernaría el país durante dos años, suscitando reacciones negativas de los líderes de las protestas que pidieron la disolución de la junta.

Un día después el ex ministro de Defensa, Awad Ibn Ouf, dimitió como jefe de la junta, lo que la calle celebró.

Su reemplazante, el general Abdel Fatah al Burhan, inició el fin de semana conversaciones con los partidos políticos, pero no llegaron a nada.

La junta militar envió a un representante a la sede de la Unión Africana en Adis Abeba, pero el bloque regional amenazó con suspender a Sudán por el golpe de Estado.

Los 55 miembros de la UA dieron a los militares 15 días para entregar el poder a un gobierno civil, mientras que la ONU designó un nuevo enviado para trabajar junto al bloque regional en una mediación para terminar la crisis.