Guardia costera de EEUU captura 20 cubanos que trataban de ingresar ilegalmente al país

Desde el cese del marco legal que amparaba a los migrantes cubanos que lograban llegar hasta las costas de los EE UU (pies secos) La vigilancia  en las zonas donde potencialmente pueden llegar personas que escapan de la isla para dirigirse a territorio norteamericano se ha tornado cada vez más férrea.

El procedimiento que están utilizando las autoridades estadounidenses ahora es detener a los tripulantes de las embarcaciones y entregar a los migrantes capturados a las autoridades de Bahamas a fin de que sean devueltos a Cuba.

El reporte más reciente indica que la Guardia Costera de Estados Unidos capturó entre el jueves y viernes a 20 cubanos que intentaban entrar ilegalmente a EEUU. Señalaron además que arrestó el jueves a un sospechoso de contrabando de personas.

Agente de las Tropas Guardafronteras de Cuba informaron a la Guardia Costera de EEUU sobre un barco con pasajeros que salía ilegalmente de la isla. Un avión de la Patrulla Fronteriza y Aduanas de EUU descubrió lo que la Guardia Costera describió como una nave “de 30 pies” y detuvo el barco “High Trollers” a unas 41 millas al sur de Cayo Hueso.

De las cinco mujeres y cinco hombres cubanos, un niño y el conductor del barco, todos menos un hombre y el piloto del barco –que fueron detenidos- serán llevados de regreso a Cuba.

Según los registros en línea de la Guardia Costera de EEUU, incluido el Centro de Documentación Marítima, el “High Trollers” es un barco del año 2001 de 26.4 pies de largo y 4.5 pies de profundidad.

El viernes, según la Guardia Costera, la tripulación en un avión HC-144 Ocean Sentry que sobrevolaba la isla bahameña de Cay Sal vio a dos personas escondidas en los arbustos. Los tripulantes del buque Charles Sexton de la Guardia Costera fueron a tierra para verificar y encontraron a nueve ciudadanos cubanos. Cay Sal es una estación de acceso conveniente entre Cuba y Key West.

La Guardia Costera entregó a los nueve cubanos a Inmigración de Bahamas para que los regresara a Cuba.

“Es la segunda vez en este mes que vemos un caso como este y es por eso que mantenemos nuestra presencia en el Mar Caribe y el Estrecho de Florida”, dijo el teniente Patrick Leavitt, oficial de servicio de la Guardia Costera del 7º Distrito.

Con información de elnuevoherald.com