FMI espera señales definitivas de un cambio de gobierno para ofrecer apoyo a Venezuela

Muy cuesta arriba se ha hecho recorrer el camino hacia la libertad en Venezuela. Si bien es cierto que se logró un gran apoyo a nivel internacional a fin de presionar para lograr los cambios que el país requiere, iniciando con la salida de Maduro del poder, la comunidad internacional se percibe indecisa de apoyar totalmente el reconocimiento a la presidencia de Juan Guaidó.

Redacción Venezuela al Día

La administración Trump pareciera no poder alcanzar los objetivos trazados respecto al cambio de gobierno planteado en Venezuela. Si bien es cierto que ha acorralado a Nicolás Maduro con el tema de las sanciones petroleras, el remate ha quedado en suspenso y el tiempo sigue corriendo a favor de la dictadura en el país caribeño.

Con todos los factores en contra que incluyen el desplome de la producción petrolera, una tasa de inflación de siete dígitos, un endeudamiento colosal que le impide acceder a nuevos préstamos, sanciones estadounidenses que coartan cualquier operación internacional y una caída del PIB que ronda ya el 65% , Maduro aún sigue aferrado al poder “con uñas y dientes”.

Nada hacía prever que a esta altura Nicolás Maduro siguiera en el poder, todo indicaba incluso que ni siquiera pudiese pasar más allá de la primera quincena de marzo y sin embargo, el regordete usurpador sigue en Miraflores.

Y es esa condición de permanencia lo que al parecer ha refrenado al FMI para reconocer a Juan Guaidó de una vez como representante legítimo de los intereses del pueblo de Venezuela. Ello aunque Steven Mnuchin logró organizar a un grupo de países que estaría dispuesto a colocar unos 10.000 millones de dólares a la disposición de un eventual nuevo gobierno en Venezuela.

En Washington se calcula que haría falta un plan de rescate por unos 60.000 millones de dólares, unos 53.000 millones de euros. Pero, sin que se instale un nuevo gobierno, el FMI no puede hacer nada. Y el plan de Washington de forzar un cambio de régimen en Caracas con sanciones ha topado con múltiples problemas.

La deuda de Venezuela es del 200% del PIB, que ha caído un 65% desde el 2013

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, reconoció al final de la asamblea de la semana pasada que no se ha avanzado nada en el asunto espinoso de decidir si el FMI va a reconocer a Guaidó como presidente legítimo en lugar de Nicolás Maduro. “A la hora de decidir cuál es la legítima autoridad en Venezuela, nuestros socios tienen que adoptar una decisión”, dijo.

En estos momentos, pese a que Estados Unidos sea el único país con veto sobre las decisiones del Fondo, China, Rusia y, de forma más ambigua, la Unión Europea han frenado los intentos de la Administración Trump por lograr el reconocimiento institucional de Guaidó.

Con información de lavanguardia.com