Denuncian propagación de grupos terroristas en Venezuela amparados por Maduro

La permanente denuncia realizada por diputados opositores al régimen de Nicolás Maduro no han cesado desde hace más de un lustro. Todas las denuncias realizadas apuntan a que en territorio venezolano en general y en las zonas de minería en Guayana en particular, grupos de paramilitares hacen vida de la manera más impune y ello con la anuencia y fomento del régimen de Nicolás Maduro.

Redacción Venezuela al Día

La organización Fundaredes también lleva registros que señalan una estrecha relación entre células terroristas y el oficialismo. En dicho proceso, los grupos terroristas se imponen ante una población indefensa y abandonada por las autoridades de la región por lo que las actividades lucrativas ilícitas que realizan también conllevan en muchos casos a la muerte de quienes se les lleguen a oponer.

Según el documento, la mayoría de los grupos armados que operan dentro de Venezuela provienen de la disidencia de organizaciones terroristas colombianas,  éstos fueron responsables el año pasado de 1.068 desapariciones de personas directa o indirectamente involucradas con la guerrilla; de la ocupación de 214 escuelas para campos de entrenamiento; del reclutamiento de numerosos menores de edad para sus filas, y asesinatos de funcionarios de los cuerpos de seguridad nacionales por interferir en sus planes.

El Colectivo de Seguridad Fronteriza, el Ejército Popular de Liberación, el Ejército de Liberación Nacional, disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército Popular de Liberación y las Fuerzas Bolivarianas de Liberación  son grupos con armas de guerra que actúan en amplias zonas en la frontera con Colombia y Brasil.

Estos grupos actúan en diez estados del país pero preferentemente en estados fronterizos tales como Apure, Táchira y Zulia en actividades relacionadas con el narcotráfico, explotación minera y otros negocios ilícitos desde hace más de 4 décadas.​

Acuerdos con el oficialismo les han mantenido “la puerta abierta” al menos en los últimos 20 años. La “llave” que les abrió la puerta fue su reconocimiento por el presidente Hugo Chávez y permitidos en comunidades debido al soporte económico recibido, ante la ausencia del Estado en esas regiones.

Con “una interpretación marxista de la historia y la imagen deformada de la carrera de Simón Bolívar”, integrantes de la guerrilla se han involucrado en varios sectores del Estado, como la educación, que les permite la ocupación de espacios escolares en determinadas localidades. El informe destaca que al menos 75% de los estudiantes de una escuela son reclutados por esos grupos irregulares y ofrecen empleo en actividades ilícitas a los migrantes que circulan en sus territorios.

Fundaredes también denuncia la presencia de esas células terroristas en actividades electorales a través de la propaganda y la imposición del voto asistido en diversas ocasiones. Además, la ideología guerrillera se difunde a través de cinco emisoras radiales de frecuencia modulada en seis estados.

Con información de eltiempo.com