La “guarapita” de la muerte asesina a cuatro personas en Aragua

A medida que se acentúa la crisis en el país, la búsqueda de alternativas más económicas en todas las áreas de consumo dejan un espacio para que los malos episodios  sigan ocurriendo en todo el país. Numerosos han sido los casos ocurridos por consumir elementos “alimenticios” como la “yaca amarga” e igualmente pasa con el incremento del consumo de bebidas artesanales.

Redacción Venezuela al Día

Un nuevo caso de envenenamiento se ha reportado por el consumo de licores de elaboración artesanal y que ha cobrado la vida de al menos cuatro personas. El hecho ocurrió en el estado Aragua, específicamente en el municipio Ezequiel Zamora, barrio La Represa, sector 13 de septiembre.

Según el parte de las autoridades,  las victimas fueron identificadas como Johan Alexander Noguera Díaz (27), Janet Coromoto Mosqueda (46) Gelvis Saúl Rodríguez (40) y María Rossana Noguera Díaz de 39 años de edad.

Colombo-venezolana asegura que Carlos Pino planeaba intoxicación colectiva (videos)

Se pudo conocer a través de Jose´ Gregorio Noguera, hijo de una de las fallecidas, que los vecinos estaban en reunión y amenizaban el encuentro con Cocuy de penca hasta que Gelvis “se presentó con un garrafón que contenía una sustancia media rara, algo así como un cóctel de bienvenida”.

Todos los presentes menos Gelvis presentaron síntomas severos de intoxicación por lo que fueron trasladados en horas de la madrugada hasta el hospital Doctor Rangel.

“Mi padrastro se retiró a su residencia, pero horas más tarde lo refirieron al José María Benítez”, reveló el joven quien agregó que aproximadamente a la 1:00 de la tarde del martes, tanto su madre como su padrastro murieron en dicho centro.

Por su parte, Frangelis Mosqueda, hija de la señora Janet, explicó que su madre pereció a las 9:00 de la noche de ese día y Johan una hora antes. “No sé qué tomaron ellos y eso nos tiene a todos destruidos de dolor”, afirmó.

Estas situaciones se vienen repitiendo en Venezuela y es que los costos se han elevado demasiado y hasta para poder tomarse una “fría” hay que sacar cuentas y balances del salario que se devenga.

Con información de Noticiasaldiaylahora.