La alquimia de Maduro: Transformar “bonos basura” en oro sólido

JUAN BARRETO). El clarín https://www.clarin.com/mundo/mineria-ilegal-venezuela-submundo-caos-violencia_0_SkSPmt2jl.html

Si de algo no se puede acusar a quienes detentan el poder en Venezuela es de falta de habilidad para evadir los efectos de las sanciones hacia su bien mas preciado de exportación: El petróleo. Una vez acorralados en este frente, Maduro y su combo encontraron la manera de convertir basura en oro y de la mejor ley.

Redacción Venezuela al Día

Envuelta en una espiral inflacionaria de cifras descomunales y con una continua destrucción del poder adquisitivo permanente merced a los índices de inflación diarios, Venezuela se percibía en una debacle que llevaría a la salida de la presidencia de Nicolás Maduro antes de lo previsto para el año 2017.

Y he allí que todos los magos del mundo han palidecido ante los “pases de alquimista” de que ha hecho gala el regordete usurpador de Miraflores ya que desde el año 2016 ha venido convirtiendo los “bonos basura” como se ha catalogado a los billetes del cono monetario de circulación legal en el país en oro y de la más alta calidad.

¿Por qué Maduro decidió detener el envio de cargamento de oro fuera de Venezuela?

Esto lo ha logrado al realizar la apertura del “Arco minero” e invitar a una gran cantidad de seres humanos a sumergirse en el tenebroso abismo de una vida llena de privaciones con la promesa de ganar #mucho dinero” en labores de minería artesanal.

Nada han importado al gobierno las masacres ocurridas en las zonas minares y menos aún la enorme destrucción de la zona más antigua del mundo donde se han talado bosques y grandes extensiones de tierra han quedado envenenadas junto a los distintos afluentes del río Orinoco.

A cambio de ese oro que se extrae y se entrega al gobierno, los mineros reciben un “buen pago” pero en moneda nacional, basura en realidad ya que nada valen más allá de la frontera y tampoco se pueden atesorar como ahorros merced de su continua devaluación.

Según cifras “oficiales” del Banco central de Venezuela, esas operaciones de la minería artesanal ha permitido que lleguen a sus bóvedas unas 17 toneladas de oro, estas representan un valor de unos 650 millones de dólares, pero se han pagado en moneda que se ha devaluado más de cien mil veces desde mayo del año pasado.

Eso ha representado un “aire fresco” para los intereses de quienes detentan el poder en Venezuela y les ha otorgado créditos extras para seguir llevando adelante los negocios turbios de las importaciones de  alimentos ahora apoyados por países que, como Turquía, compran el oro y “no hacen preguntas”.

Con información de REUTERS.