El nuevo guiso de la GNB en tiempos de protestas

Para nadie es un secreto lo corrompido que se encuentran los cuerpos de seguridad en Venezuela, donde aquellos funcionarios que aseguran estar del lado de la Ley abusan de su autoridad para enriquecerse ilícitamente.

Redacción Venezuela Al Día

Dicen que “por la plata baila el mono”, y actualmente el sistema de justicia en el país le baila al mejor postor. Solo hace falta enseñar unos cuantos billetes para que los oficiales se hagan de la vista gorda, o que miren la mínima oportunidad para ejercer una acción y así ganar algo de dinero, sin embargo, al hacer esto son ellos quienes terminan convirtiéndose en los verdaderos delincuentes.

Y es que en los últimos días, a través de las redes sociales, usuarios han denunciado la detención forzosa de jóvenes sin explicación alguna. Sobre esto, varias ONG y personalidades de la oposición venezolana se han pronunciado al respecto.

Negocio redondo

Pero es en el estado Carabobo donde este hecho ha causado mayor conmoción, pues los padres de los detenidos aseguran que los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana “están haciendo su Agosto” al cobrar por la excarcelación de los jóvenes.

A través de Twitter, se conoció que los efectivos castrenses estarían cobrando entre mil y mil 500 dólares para que no sean procesados ante un Tribunal de Justicia, al mismo tiempo que señalaron que los funcionarios cuentan con el respaldo de la Comandancia.

Plaga nacional

A su vez, los usuarios denunciaron que este hecho no solo se registró en el estado Carabobo, sino también en las entidades fronterizas donde los jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 17 años son bajados de las unidades de transporte público y llevados en contra su voluntad hacia las guarniciones militares.

Liberan solo a periodistas venezolanos en Miraflores, los chilenos aún permanecen retenidos

Aseguran rumores que esta acción llevada a cabo por el Gobierno de Nicolás Maduro, podría tratarse de un plan para usar a los menores de edad como escudos humanos en las instalaciones militares en caso de una intervención extranjera.