La obsesión por los “selfies” puede afectar su memoria

Ser un fanático de las fotografías permite inmortalizar muchos momentos gratos que vivimos y compartimos con nuestros seres queridos, sin embargo, siempre debe tomarse en cuenta que los excesos pueden traer consecuencias negativas.

Redacción Venezuela al Día

Estudios recientes han revelado que el exagerar en la práctica de fotografiarse, práctica que es ampliamente conocida como “selfie” puede acarrear consecuencias a la memoria de quienes la realizan de forma compulsiva.

Esta es ya una costumbre sumamente difundida y la experta en memoria de la Universidad de Hull en Inglaterra, Giuliana Mazzoni, alerta acerca de que almacenar todas las experiencias de vida con las cámaras puede acarrear consecuencias en contra de nuestra memoria.

Fabiana Rosales la primera dama que rompería esquemas (Fotos)

La experta señala que, al concentrarse en tomar muchas fotos de lo que está ocurriendo en vez de vivenciar la experiencia ocasiona una baja en el nivel de atención hacia el objeto que se esté fotografiando “por un bajo nivel de atención”.

De esa manera, las fotografías fijan los objetos o personas con sus características al momento de tomar las gráficas, sin embargo, la falta de atención acerca de los temas de conversación en el momento de las gráficas ocasiona que sean prontamente olvidados.

Como honrosa excepción de la regla se puede mencionar a los fotógrafos profesionales quienes realmente se concentran en el objetivo de sus gráficas.

Pero para quien capta las imágenes de otros o hace “selfies” como hobby y de manera compulsiva las experiencias o personas serán menos fáciles de recordar. La investigadora asegura que la memoria debe ser ejercitada de forma continua para un buen funcionamiento.

Con información de BBC Mundo