El bolívar perdió 10% de su “soberanía” con el aumento decretado por Maduro

Si de algo se ha alertado hasta la saciedad es que el desplome de la moneda, aparte de otros elementos secundarios, ha ocurrido por la facilidad que tiene el gobierno para imprimir dinero inorgánico a fin de financiar cualquier proyecto descabellado o sencillamente alimentar la corrupción desatada dentro del Estado.

Redacción Venezuela al Día

Luego de ser anunciado un aumento del 300% en el salario mínimo de los venezolanos, la moneda ha experimentado casi un 10% en pérdida de su valor de cambio en el mercado oficial de divisas.

Las cifras de cotización en el precio del dólar se desplazaron desde el valor del día anterior que era de 862,32 bolívares aumentando un 10,09% para llegar a los 949,47 bolívares/dólar.

Tasa de hiperinflación alcanzó nuevo récord histórico el día de la jura de Maduro

Con los niveles actuales, el costo de la divisa norteamericana ha escalado desde su valor inicial establecido en agosto pasado que era de 60 bolívares/dólar, unas 12 veces, sin embargo, a este dólar oficial sólo tienen acceso unos pocos privilegiados y el resto del país que desee o requiera comprar divisas debe hacerlo al precio del paralelo el cual es mucho más elevado.

Al elevar los montos a cancelar por nómina, el gobierno termina de desbancar a los pocos comerciantes que aún se mantienen con sus empresas generando empleos pero que ya están laborando a pérdida, se trata, ni más ni menos, que de la muerte automática de la mayoría de empresas en Venezuela.

A pesar de este nuevo incremento, el salario  de los trabajadores no llega a los 20 dólares lo que les condena a mantenerse en niveles de pobreza y pobreza extrema y muy alejada de lo establecido por las Naciones Unidas que fijó el salario diario en 1,20 dólares lo que equivaldría a unos 30,6 dólares mensuales.

Cabe recordar que Maduro se encuentra en los actuales momento en una situación muy delicada ya que el parlamento venezolano oficialmente lo ha declarado usurpador de la primera magistratura de Venezuela por lo cual, sus dictámenes y decretos carecerían de toda validez para efectos de cumplimiento legal.

Con información de El Nacional.