El verdadero deber de la Fuerza Armada ante la ilegitimidad del régimen

Foto/El Estímulo

Tras la juramentación ilegal de Nicolás Maduro, efectuada este jueves ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la Asamblea Nacional (AN) procedió a convocar este viernes un cabildo abierto, con la finalidad de restablecer el orden constitucional del país.

Adry Perdomo/ Venezuela Al Día 

Tras esto, el nuevo presidente de la AN, Juan Guaidó, en base al artículo 233 de la Constitución venezolana, asumió la presidencia a fin de convocar elecciones para un nuevo mandato. Por tanto, la AN asume las competencias del Ejecutivo hasta que sea elegido un nuevo Presidente legítimo.

Los artículos en los que se apoya Guaidó para asumir la presidencia de la Constitución

Juan Guaidó, pidió al pueblo de Venezuela,  a la Fuerza Armada Nacional y a la comunidad internacional, el total apoyo a estas acciones que buscan el cese de la usurpación por parte de Nicolás Maduro.

Juan Guaidó
Foto/Archivo

“Como todos sabemos, esa Presidencia está siendo usurpada, y no basta con apegarnos a artículos de la constitución, para hacerlo realidad: necesitamos de la sumatoria de la fuerza nacional e internacional para lograr su plena aplicación”, enfatizó Guaidó.

¿Qué deben hacer los militares?

Para Maduro, la columna que sostiene al Gobierno socialista son los militares. Por ello prefiere dar gracias por todo lo alto al gremio militar y felicitarlos por “tanta lealtad y disciplina”, premiando con comida, casas, grandes sueldos y poder.

AFP

De hecho, la Fuerza Armada siempre ha dejado en claro que es “chavista, nacionalista y antiimperialista” y responde a Maduro siempre con lealtad. Pero ¿Es esto legal?, ¿Los militares deben ser de un determinado bando político?, ¿Y la protección al pueblo?.

Según el artículo 328 de la Constitución  reza que; “La Fuerza Armada constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política(…) Para garantizar la independencia y soberanía de la Nación”.

En ningún párrafo de la Constituación, refiere que los militares son parte del socialismo y que deben trabajar en función a ello. 

Foto/Archivo

De hecho, el artículo 329, refiere que tanto el Ejército, la Armada y la Aviación, “tienen como responsabilidad esencial la planificación, ejecución y control de las operaciones militares requeridas para asegurar la defensa de la Nación”. 

Un Maduro paranoico en cadena nacional llama a luchar contra la ‘desestabilización’

Con respecto a la situación que transita Venezuela actualmente,  la defensora de los Derechos Humanos, Tamara Sujo, expuso a través de su cuenta en la red social Twitter, que la Fuerza Armada debe “apoyar a quien según el artículo 233 de la Constituación, es su Comandante en Jefe”. 

Sujo detalló que la Fuerza Armada “debe” asumir la responsabilidad de rescatar al pueblo venezolano de la opresión efectuada por Maduro. Lo cual es su deber, y así lo estipula la Constituación. En resumidas cuentas, Sujo insta a los militares a tomar en cuenta las acciones del nuevo presidente, según el artículo 233 que detalla;

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreto dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

En conclusión y ante la ilegitimidad, Juan Guaidó accionó según la Constitución. Por tanto, quien tiene el timón hasta que se produzca las elecciones para un nuevo Jefe de Estado, es Guaidó y no Maduro. Lo que significa que,  los militares, cumpliendo su parte, deberían responder ante esto y no a la ilegalidad e ilegitimidad de Nicolás Maduro.

Foto/Archivo

Pues en este momento los afectados son los ciudadanos, quienes deberían ser la prioridad para la Fuerza Armada en vista que hay un atentado contra la democracia del país. 

Lamentablemente esto es letra muerta para el Gobierno y para la fuerza militar, quienes evidentemente se les olvidó su verdadero deber con Venezuela.