El rostro de Tibisay Lucena tras conocer que el régimen seguirá hundiendo a Venezuela

Foto/Venezolana de Televisión

Este jueves, Nicolás Maduro procedió a pasar una vez más por encima de la democracia venezolana, las leyes y la opinión del pueblo, al juramentarse para otro periodo presidencial.

Redacción Venezuela Al Día 

Rechazado por más de 10 naciones, cuestionado por el Poder Legislativo de Venezuela y señalado por líderos políticos por ser ilegítimo, Maduro se atornilla en el poder bajo una coyuntural crisis y sin importarle las leyes que rigen al país.

¿Dónde está el gobierno de transición del que todos hablan en Venezuela?

Los pronósticos, como era de esperarse, no son nada alentadores para el país. Pues Maduro al ser catalogado como “no reconocido” pierde terreno en lo que respecta a la imagen internacional. Además, expone una vez más que en Venezuela se vive una completa dictadura.

Sonrisa de oreja a oreja

Para el clan madurista, la noticia de la juramentación cae como “anillo al dedo”. Pues que mejor para ellos que seguir teniendo la certeza que pueden “hacer y deshacer” a su antojo.

Y reflejo de ello, fue la sonrisa que puso la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) y partícipe del fraude de Maduro, Tibisay Lucena. Quien durante la juramentación no dudó en soltar la sonrisa macabra “que la caracteriza”.

Foto/Carlos Garcia Rawlins

Parece que Lucena tiene más miseria, crisis, hambre y destrucción social, por la que sonreir por otros seis años.