Maradona “se derrite” alabando “legitimidad” de Maduro

Foto: Panorama

“El talento sin probidad es un azote” es una premisa que conforma parte de uno de los muchos pensamientos de nuestro Libertador Simón Bolívar y que mantiene su vigencia a través del tiempo.

Redacción Venezuela al Día

Ciertamente que Diego Maradona surgió a principios de le década de 1980 como una figura juvenil que poseía un gran talento que le llevó a convertirse en figura mundial brillando en el mundo del futbol tanto en la selección argentina como en los clubes europeos en los cuales llegó a militar.

Sin embargo, lejos de cultivar una vida personal que le llevara a ser un ejemplo para la juventud, se entregó al vicio de las sustancias estupefacientes, vale decir, se sumergió en el mundo de las drogas de manera irrevocable y “plena como la luna llena”.

 

Sus andanzas le eran permitidas y “tapadas” por la prensa italiana hasta que, en 1990, fuera el causante de la eliminación de la “Squadra azzurra”, allí acabó la luna de miel de “Maradonápoles”.

Diego Maradona fue internado de emergencia en una clínica por sangrado estomacal

Este personaje ha mostrado aparte de sus vicios una pobreza como persona que le lleva a ser vulgar y chabacano en cualquier escenario que se presente, su imagen dista de ser incluso la de una persona en su sano juicio.

 

En medio de tratamientos para las drogas, llegó a permanecer en Cuba por un tiempo, allí encontró el patrocinio de Chávez a través de Fidel y entonces, como buen oportunista, se declaró admirador de la “revolución” venezolana. Hecho que, al parecer, le sigue dando dividendos en los actuales momentos.