Nueva caida del Real Madrid en el Santiago Bernabéu acentúa debacle

El Real Madrid, el poderoso equipo que durante tres años impuso su ley y arrasó con cuanto trofeo pretendió de la mano del mago Zidane y capitaneados por Cristiano Ronaldo, es en estos momentos un grupo mas que equipo que deambula en el fútbol de la primera división española. Se aleja cada vez mas de los puestos de vanguardia y decepciona a sus fanáticos hasta en su propia sede.

El pinchazo ante el Villarreal traía como consecuencia que el Real Madrid se examinara en la tarde de Reyes contra la Real Sociedad. El Santiago Bernabéu esperaba a un conjunto de Solari que se veía en la clara obligación de ganar. Por su parte, en el equipo txuri-urdin se estrenaba Imanol Alguacil en el banquillo tras la destitución de Garitano.

Presentador sufre ataque cardíaco en pleno partido de fútbol (Video)

Vinicius era la gran novedad del Real Madrid. El brasileño ocupaba el sitio del lesionado Bale, mientras que Isco debía esperar su oportunidad en el banquillo. El técnico merengue apostó por meter a la joven perla y no hacer ningún cambio en el dibujo. Sin embargo, el equipo blanco volvió a comenzar desconectado y lo pagó caro en la primera acción del encuentro según ha reseñado El español.com.

En el minuto 2, una pérdida de Marcelo propiciaba que Mikel Merino se internara en el área y, finalmente, fuera arrollado por Casemiro. Horrible la defensa y el público del Santiago Bernabéu que respondía con algunos pitos. Willian José no falló y adelantó a los txuri-urdines. Más problemas para el Real Madrid.

Los de Solari reaccionaron, pero ni Benzema, que cruzó demasiado, ni Vinicius, que no pudo superar a Rulli, acertaron para poner las tablas en el partido. Después, el guardameta argentino respondió con una buena mano a un tiro desde la frontal de Modric. El Madrid lo intentaba, pero los minutos pasaban y la Real continuaba bien organizada en defensa.

Pasada la media hora llegó la polémica. Munuera Montero no señala un penalti de Illarra a Sergio Ramos. Los jugadores blancos protestaron, pero el VAR no intervino tampoco. Lo que parece claro es el contacto entre el vasco y el capitán merengue cuando este último está en el aire. Esta acción terminó por encender a la parroquia madridista con el árbitro.

Antes del descanso llegó la mejor ocasión del Madrid en la primera parte. Un centro de Lucas Vázquez se envenena y termina escupido por el palo. Rondaba el empate los de Solari, pero se iban a los vestuarios a bajo en el marcador y con la urgencia de remontar en el segundo acto.

Un entonado Modric y la verticalidad de Vinicius eran las mejores noticias para los blancos. El brasileño estaba brillando especialmente y a punto estuvo de marcar en un tiro acrobático que salvó Rulli en la reanudación. El Madrid continuaba apretando, aunque la Real Sociedad seguía creando peligro a la contra.

Con los merengues volcados, las oportunidades se sucedían en las dos áreas. Solari sacó a Isco por Casemiro para jugarse el todo por el todo. Januzaj, antes, había estado a punto de sentenciar con una rosca que se marchó fuera por centímetros.

La puntilla al Madrid no se la daría al final la Real, sino Munuera Montero. Primero, expulsando por doble amarilla a Lucas Vázquez. El gallego derriba por detrás a Mikel Merino y, rápidamente, el árbitro echa mano de la cartulina. Y después, no pitando un claro penalti de Rulli sobre Vinicius. El brasileño se va de la defensa y del guardameta, pero este último termina derribando al delantero madridista.

El Real Madrid ya no se repondría del golpe arbitral y tras el asalto de Munuera Montero sería Rubén Pardo el encargado de finiquitar el encuentro en un encuentro. El jugador donostiarra no perdonó de cabeza solo del área ante Courtois y amargaba así el final de las Navidad al conjunto de Solari.

El 2019 no ha podido comenzar para los blancos tras un empate y un robo escandaloso en el Santiago Bernabéu. Un punto solo de seis posibles que hacen que la lucha por La Liga se complique demasiado cuando todavía falta una vuelta entera. El Madrid no pudo con la Real, pero tampoco le dejaron. Munuera Montero se encargó de llevar el carbón en el coliseo merengue.