Colapso económico extermina el turismo en Venezuela

La industria del turismo es una de las más afectadas por la crisis económica que azota a Venezuela, donde el deterioro del poder adquisitivo del salario y la ola de hiperinflación, obliga a los consumidores a modificar sus prioridades, colocando en primer lugar la adquisición de alimentos y medicinas, dejando a un lado el pensamiento en vacaciones.

Redacción Venezuela al Día 

De acuerdo a lo indicado por José Ignacio Casal, presidente de la Cámara de Turismo, los problemas que golpean al  sector del turismo del país provocarán que las próximas temporadas vacacionales tengan menor afluencia que en el año 2018.

Comercios retomarán actividades en medio de la hiperinflación y la escasez

“Comparativamente con el año pasado deberá haber menos afluencia de personas, sencillamente porque la gente no tiene capacidad de viajar aunado a los problemas internos del sector turístico como la conectividad”, comentó durante una entrevista para Unión Radio.

Inseguridad vs Crisis Económica 

A pesar de que Venezuela cuenta con muchas potencialidades para desarrollar el turismo, con capacidad de generar grandes aportes para la economía del país, existen distintas limitantes como la inseguridad, desabastecimiento y altos precios; que influyen negativamente en el crecimiento turístico venezolano, situación que va de mal en peor gracias a las secuelas que está dejando la revolución  castrocomunista.

TURISMO EN EL PARQUE NACIONAL MORROCOY

Gran parte de la población, se ven imposibilitados al momento de disfrutar de sus vacaciones como quisieran, principalmente por la carencia de recursos económicos que les permita al menos pasar un fin de semana en la playa, o alejados de su entorno habitual, mientras que los pocos que cuentan con un mejor estado financiero optan por traspasar fronteras para distraerse en otra nación.

Anudado a ello, el alto nivel inflacionario  que empobrece el bolsillo del venezolano, incide en el aumento acelerado de los precios de hospedajes, comida, y demás servicios que ofrecen hoteles, posadas y operadores turísticos; lo que hace cuesta arriba para la mayoría poder costear la estadía o algún paquete en cualquier inmueble.
AFP PHOTO

Por otro lado, el gobierno de Maduro no garantiza las condiciones mínimas para hacer turismo en Venezuela, la inseguridad es un mal que aqueja la vida diaria como venezolanos.

De acuerdo a los datos de aseguradora International SOS and Control Risks, hoy en día Venezuela está tiznada de rojo, calificando entonces como un país donde el riesgo para los turistas es alto, la delincuencia desatada a plena luz del día, los secuestros y los cada vez más frecuentes asesinatos, son hoy día noticia o espejo de nuestro país a nivel internacional, situación que espanta al ciudadano al momento de emprender un viaje.