Otro venezolano se suma a la lista de boliburgueses corruptos

Foto: Connection Mexico Global

El geólogo venezolano Iván Sandrea se formó en Reino Unido. Luego trabajó con BP, Statoil y hasta con la OPEP. De ahí fue a México, donde en 2014 montó la primera petrolera privada del país. Una firma que acaba de vender al grupo alemán DEA. Así es como se une al club de venezolanos que ganan millones en el extranjero. El club que conforman Juan Carlos Escotet, Andoni Goicoechea y ahora también Iván Sandrea, según reseña Al Navío.

El geólogo venezolano Iván Sandrea es más que un trotamundos. También es el hombre que fundó la primera petrolera privada de México, la primera que halló crudo en el país, y la primera que hace un gran negocio tras la reforma energética.

“Por usurpador”: Leopoldo López pide no reconocer el nuevo mandato de Nicolás Maduro

Sierra Oil and Gas, compañía que fundó Sandrea en 2014, pasará a manos alemanas. Deutsche Erdoel, más conocida como DEA, compró las operaciones del grupo mexicano al pagar 500 millones de dólares, adelantó Financial Times.

Aparte del monto no se sabe nada más. Los términos de la adquisición son confidenciales. La valoración de la nueva compañía también. Por lo que tampoco es posible calcular cuánto corresponderá a Sandrea.

Foto: Tenemos Noticias

El primero en demostrarlo fue el magnate Juan Carlos Escotet. El fundador del imperio Banesco en Venezuela, creó en España Abanca tras comprar un histórico pero pequeño banco en Galicia. Una entidad que luego convirtió en una potencia al norte del país que ya mira a lo global. En concreto a Portugal.

El éxito de los venezolanos no sólo corresponde a grandes hombres de negocios. También a emprendedores. Ahí está el caso de Andoni Goicoechea. Este venezolano, criado en el seno de una familia trabajadora, se mudó a España a trabajar como médico. Sin embargo, el destino le quería fuera de los hospitales.

Verdes inalcanzables: Dólar paralelo en Venezuela va hacia los 600 BsS

Goicoechea un día decidió emprender y entonces montó una hamburguesería en Madrid. La llamó Goiko Grill, la marca que hoy da nombre a una cadena con más de 80 restaurantes en España y que está valorada en 150 millones de euros. Eso después de que la comprara el fondo L Catterton, que pagó 120 millones de euros a Goicoechea.

 

Foto archivo

Con la venta de Sierra, Sandrea, un geólogo formado en Reino Unido, quien luego ocupó cargos de relevancia en Statoil y British Petroleum, quien fue representante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ante las Naciones Unidas, y quien fue socio director en Ernst & Young, se une al club de Escotet y Goicoechea.

Siga leyendo en Al Navío