Pescaderías se quedan sin clientes ante los precios rompe bolsillos

“Poder adquisitivo” es algo que desde hace años el venezolano desconoce, debido a que son pocos los productos, bienes y servicios que pueden ser comprados con un salario mínimo. Una situación que se percibe claramente en las pescaderías, prácticamente desoladas de consumidores.

Redacción Venezuela Al Día

“No he podido comprar nada, pues todo está demasiado caro. Recuerdo que antes no solo adquiría pescado, sino también pollo y carne, todas las proteínas”, dijo con nostalgia una mujer de la tercera edad que miraba absorta los pescados que estaban detrás de la vidriera, reseña Crónica Uno.

En el recorrido por el Mercado de Quinta Crespo (Caracas) unas de las ofertas más asequibles eran: cazón fresco en 520 bolívares, carite en ruedas en 720 bolívares, pargo en 798 bolívares y merluza fresca en 1200 bolívares.

Un empleado reveló que los precios aumentan prácticamente cada semana, es por ello que las ventas entre semana son escasez, algo que cambia un poco los sábados y domingos.

Corrupción, influencers, dólares todo lo que hay detrás de las cajas Clap

“¿A cómo los camarones?”, le preguntó una mujer a un empleado de otro puesto, quien le contestó que el kilo estaba en 2200 bolívares. La consumidora, sin responder nada, se alejó poco a poco con las manos vacías.

“Lo que uno más puede comprar ahora son las sardinas, porque todo está sumamente caro”, expresó otra consumidora. Sin embargo, algunos negocios no tenían este tipo de pez, debido a que el gobierno reguló el kilo en solo 17,50 bolívares.