Filven: Un espacio para la lectura manchado por el comunismo

Foto cortesía Albaciudad

Actualmente Caracas es cuna de la Feria Internacional del Libro en Venezuela, conocida como Filven en la que, en teoría, deberían presentarse escritos de varios autores que ilustraran el pensamiento venezolano y ayuden a personas de todas las clases y edades a adentrarse en la lectura y abrir su mente, sin embargo esto no es así, en cambio es claro el intento de adoctrinamiento para vender la idelogía comunista.

Redacción Venezuela al Día

Desde la presentación, hasta fotos de redes sociales toda la promoción hecha por el gobierno de Maduro está plagado de libros referentes a las “bondades” del comunismo, siendo sus principales modelos Ernesto “Che” Guevara y el padre del comunismo cubano,  Fidel Castro.

Foto cortesía El Universal

La presente será la edición número 14 de la feria que se instalará el 8 de noviembre y se mantendrá por 10 días. En él se pretenden realizar varias actividades culturales, todas orientadas hacia la doctrina socialista desde libros, poesía de protesta, teatro con temas de “revolución” y otros que podrían engañar a alguna persona con ideales sociales si no estuviesen viviendo la desgracia que representa un sistema de gobierno que aplica virtudes de justicia infundada y además vive de lo que critican, “el capitalismo”.

Ana Enriqueta Terán, es una de las poetizas homenajeadas en esta Feria y en sus poemas refleja su “admiración” por Chavez/Foto [email protected]

En definitiva, el evento cultural es politizado, dando gracias a la “revolución” por permitir este tipo de participaciones sociales y negando a los asistentes clásicos de la lectura con autores célebres incluso ligados a ciertos caminos socialistas como Gabriel García Marquez (amigo personal de Fidel), Mário Benedetti o Eduardo Galeano; en cambio únicamente presentan una serie de autores cuyos textos están predeterminados a la defensa de una doctrina indefendible y que adoran a Chávez como si de un dios se tratara.

Lectura manchada de comunismo para los más pequeños

En la Feria del Libro hay textos comunistas para todas las edades y con respecto a los más pequeños una serie de cartillas o cuardernillos con historias sobre los próceres de la patria son los principales. El problema es el enfoque que llevan estos libros haciendo parecer a los líderes y libertadores como hombres encaminados previamente al socialismo, en escencia adoctrinando desde muy temprana edad.

Foto @VTV

Estudios piscológicos han afirmado que los textos e ilustraciones a los que se enfrentan los niños durante los primeros años de vida serán definitivos o por lo menos tendrán mucho peso con respecto a su desarrollo emocional por lo que exponerlos a las doctrinas comunistas que en cierta formas son agresivas y bélicas no sería lo más sano.

ELN y disidentes de las FARC echan raíces en Venezuela desde 2013

El gobierno usa todas estrategias “culturales” como una especie de “lavado de cerebros”, distorcionando la realidad histórica para acomodarla a su conveniencia, involucrando en la situación a niños y jóvenes que aún no tiene conciencia política.

La Librería “del Sur”, misma historia

Ya es claro que la Feria del libro es aprovechada para el despreciable adoctrinamiento, sin embargo no es la única ventana “cultural” que utiliza el gobierno. Hace unos años, aún en la administración de Chávez, se inauguró una red de librerías que llevan por nombre “Librerías del Sur”, las cuales deberían llevar textos de todo tipo a bajo costo pues su edición sería nacional y facilitaría así la adquisición e intercambio de libros.

Foto cortesía AlbaCiudad

Esto funcionó hasta cierto punto, pero en poco tiempo se convirtió en una distribución meramente roja y negandose a ofrecer otro tipo de lecturas que pudieran contradecir, o negar algun aspecto de la doctrina marxista, por lo que su popularidad cayó radicalmente incluso llegando a cerrar varias de sus concencionarias ubicadas principalmente en estaciones del Metro de Caracas y algunos centros del gobierno.

Entonces, al gobierno de Maduro que poco le importa la cultura (para muestra el propio Presidente), intenta “culturizar con el comunismo”, manchando la sociedad con un lenguaje bélico que busca venganza y que hace creer que el pobre es pobre porque el rico es rico, sin tener en cuenta los esfuerzos y trabajo que cada individuo debe vivir para lograr sus objetivos.

Libros sobre Chávez editados en idioma ruso/Foto EFE

Leer es una de las actividades más enriquecedoras para el ser humano, esto le permite abrir su mente y aprender sobre errores del pasado y visiones del futuro, por lo que es una pena que hasta la libertad de pensamiento y lectura crítica ha sido cercenada por el gobierno que utiliza una evento cultura para vender su ideología fracasada.