Las 3 Marías de Venezuela: ¿Así cómo se vive?

Foto: EFE

Las empresas de servicio más importantes en Venezuela cambiaron drásticamente su rumbo de ser las más prósperas a padecer de uno y mil problemas, para desarrollar sus funciones de una manera deficiente y todo desde un punto clave: La intervención por parte del Estado.

Redacción Venezuela al Día

Pasar horas sin electricidad, internet, agua o gas es algo normal para millones de personas a lo largo y ancho de todo el país, sufriendo el declive de los servicios en Venezuela, situación que tiene un único responsable y es el gobierno chavista-madurista.

Foto: Noticias de Cali, Valle y Colombia

Desde 2007 el fallecido presidente Hugo Chávez atentó con fuerza contra las principales empresas privadas del país que para ese momento trabajaban sin problemas y actualmente su calidad es pésima y pone en apuros al ciudadano común que sufre todos los castigos.

El comienzo del caos: “La pinta” se hunde 

La primera gran nacionalización en el área de servicios fue en febrero de 2017 cuando el Gobierno firma la compra de la compañía eléctrica Seneca y del 82,14% de Electricidad de Caracas, ambas controladas por capital estadounidense. Sumado a esta, varias empresas de electricidad a nivel nacional pasaron a tener como dueño al Estado.

En apenas 11 años después de la nacionalización del sector eléctrico, es evidente el caos en esta materia que sufre el país donde estados como el Zulia han sufrido las calamidades por años de racionamientos de mínimo dos horas y hasta más de 24 horas sin servicio. El apagón en la mitad del país del martes 16 de octubre fue una muestra del gran deterioro del sistema que estaría cerca del colapso.

Gran apagón se registró en más de la mitad del territorio nacional

La electricidad es uno de los males -el que más afecta la vida y el comercio en el país- pero el venezolano vive en una carencia constante de servicios, en un país que es considerado potencia por sus altas reservas de petróleo, pero que ineficiencia de sus gobernantes lo consume desde dentro.

 

Adiós al Internet: “La niña” se pierde

En pleno siglo XXI, el internet se ha convertido en una herramienta indispensable para el trabajo y la educación, pero en Venezuela es sinónimo de fallas y lentitud gracias al trabajo del Gobierno de Maduro, a cargo de Cantv, la principal empresa de telefonía fija e internet doméstico en el país.

En mayo de 2007, entre las olas de nacionalizaciones y expropiaciones, el Gobierno nacionaliza la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV). Actualmente las quejas por el pésimo servicio que prestan es parte de la cotidianidad en las redes sociales.

 

“La Santa María” no puede navegar sin agua

Otra de las grandes fallas en los servicios esenciales para la vida en la ciudad y el campo, es el de la hidrología, en franco deterioro año tras año. Para la región central, la responsable de suministrar el preciado líquido es la empresa Hidrocapital, también en manos del Estado, y los usuarios se quejan a menudo sobre su funcionamiento.

El gobierno de Hugo Chávez prometió inaugurar Tuy IV en 2010 para mejorar el suministro de agua. Valorado en 880 millones de dólares, éste es el proyecto hidráulico más costoso de los últimos 20 años en Venezuela. En 2018, el sistema aún no está operativo.

Falla de Hidrocapital deja sin agua a varios sectores de Caracas

Para los venezolanos, las tres Marías representan las naves en las que Colón llegó por primera vez a tierras caribeñas, y la expresión se usa para hablar de tres factores de importancia. Por ende, la falta de cualquiera de las tres Marías de los servicios básicos en el país, supone un retroceso incalculable.