Revolución chavista-madurista amenaza hasta el ecosistema nacional

Foto: El venezolano

Desde la llegada del Gobierno chavista- madurista a Venezuela, la nación ha venido presentado en sus últimos 20 años, un decaimiento en el mantenimiento de los servicios e instituciones que dependen únicamente del Estado. Lo cual ha traído como consecuencias varias desgracias, poniendo como ejemplo la tragedia de Amuay, refinería que explotó  en el año 2012 dejando como saldo varios muertos.

Redacción Venezuela al Día

A dicha desgracia el presidente de la República de esa época, el fallecido Hugo Chávez, solo pudo decir “la función debe continuar”, sin importarle el dolor de las personas que perdieron familiares, propiedades y demás pertenencias.

Valentina Quintero reveló los estragos de la minería en el Parque Canaima

Asimismo, a pesar de dicha escena el Gobierno ha hecho caso omiso en realizar el respectivo mantenimiento a las refinerias, complejos petroquímico y todos aquellos centros estatales que tratan con materiales inflamables, altamente tóxicos para el medio ambiente y la salud del ser humano.

Foto: Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Igualmente, hace meses el río Guarapiche ubicado en el estado Monagas, fue contaminado tras haberse derramado unos barriles de petróleo en sus aguas, afectando así el consumo del vital líquido a las personas que habitan en la zona. Ya que el agua de dicho río es tratada para surtir a la población que hace vida en la entidad.

Por las fuertes lluvias: Deslizamiento en carretera deja “incomunicado” a Oricao

También se han registrado derrames de petróleo en los bosques ribereños del Guarapiche y a los manglares en el río San Juan, la Reserva Forestal Guarapiche, la Reserva Nacional Hidráulica del mismo nombre, el Parque Nacional Turuépano, el área de Desarrollo Rural Valle del Guarapiche y  que, finalmente, llegó al Mar Caribe, muy cerca de Trinidad y Tobago, según reseña Mongabay.

Foto: Punto de Corte

Igualmente, el Gobierno autoriza trabajos de minería en gran parte de Venezuela  que comprometen el equilibrio del ecosistema, flora y de la fauna. A pesar de que dicha ilegalidad ha sido denunciada e reiteradas oportunidades, el Estado las ignoras sin pensar en las consecuencias que traen los trabajos en las tierras venezolanas.

El “pequeño pelón” matemático de Aristóbulo Isturiz en vivo

El caso más reciente fue el que se registró el lunes en el complejo petroquímico El Tablazo, que está ubicado en los puertos Altagracia, del estado Zulia, luego de que el diputado a la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, denunciara el abombamiento de uno de los tanques de olefinas, los cuales contienen etileno o propileno.

Foto: NTN24

El Parlamentario catalogó dicha situación de “emergencia” ya que las personas que viven en la zona y colegios cercanos al complejo, tuvieron que ser desalojados del lugar debido a la contaminación que podría ocasionar el tanque si llegara a explotar.