El mundo sí, Venezuela no: las “humillaciones” del madurismo a un país hundido en crisis

El líder de la cúpula chavista, Nicolás Maduro tiene por costumbre burlarse del pueblo venezolano, sin importar cómo perjudica a la ciudadanía con  las acciones que lleva a cabo  en medio de la grave crisis económica que soporta Venezuela, con escasez de alimentos, medicinas y elevadas cifras de inflación que hunden al país.

Redacción Venezuela al Día

El problema no son las mentiras del Gobierno, el problema se ubica en  que todavía quede gente que se atreva a creerle a la cúpula del poder. Siempre emiten promesas que no cumplen, y emiten falsos proyectos para “solventar” la situación y como es de costumbre quedan inconclusos, puesto destinan dichos fondos a sus bolsillos, lo han hecho durante 19 años y lo seguirán haciendo por el tiempo que permanezcan en el Palacio de Miraflores.

“Te pago, te doy dólares”: Maduro enloquece y arremete contra empresarios

A los tantos años de gasto excesivo del Gobierno en programas sociales, instalaciones mal administradas y cultivos en ruinas prepararon el terreno para la crisis se suma las famosas:

“Donaciones”

Venezuela ha llevado a cabo constantes donaciones a otros países en “ayuda” a esas naciones, mientras el pueblo venezolano se encuentra sumergido en la miseria, una de la más reciente sumas regaladas por el régimen fue la donación de 10 millones de dólares a Indonesia, tras el terremoto y posterior tsunami que dejaron más de mil 400 muertos.

Foto: Noticias 24

Dicha donación se produjo en medio de la grave crisis económica que soporta Venezuela, con escasez de alimentos, insumos médicos y una hiperinflación que puede llegar a 1.000.000% este año, según datos del FMI.

Otro desfalco a la nación lo protagonizó PDVSA, estatal petrolera que mientras sufre una situación que se vuelve se hace cada vez más crítica, donde ya ha perdido más de un 20% de la población laboral técnica y profesional,este 09 de octubre derrochó 12.000.000 de dólares en Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), para el desarrollo de la temporada 2018-2019.

Foto Archivo.

Pero esto fue más allá, a pesar de la gran necesidad de divisas para reforzar la economía en colapso y de importar alimentos y medicinas en medio de una escasez generalizada, por si fuera poco el estado de casi “quiebra” de PDVSA, la industria ignoró el hecho y continúa otorgando el dinero de los venezolanos hacía otros fines como lo fue la  compra de casi 440 millones de dólares en crudo extranjero para regalarselo a Cuba en condiciones de crédito ventajosas para la Isla, e inclusive a menudo con sumas pérdidas para Caracas.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, y Nicolás Maduro / Foto: AFP / Juan BARRETO

Asimismo, para colaborar con las molestias del venezolano, quienes actualmente, padecen una crisis catalogada como “humanitaria”, debido a la escasez de productos de primera necesidad y otros muchos problemas que azotan al país, Nicolás Maduro regala el dinero de Venezuela no desde ahorita, sino desde aproximadamente sus inicios del poder, uno de los más recordado y odiados fue el “obsequio” para Fidel en su fiesta de cumpleaños, donde el mandatario nacional “botó” alrededor de $400.000. iniciando con su costoso vuelo, estos regalos no son los únicos que ha recibido alguno de los Castros, sino uno de tantos que el Presidente de Venezuela ha llevado a la isla cubana.

En reiteradas ocasiones el régimen de Maduro se ha encargado de  negar la crisis en Venezuela, calificandola como una “patraña”, sin embargo para nadie es un secreto las vicisitudes que padece el pueblo venezolano actualmente, donde mientras el país padece por los apagones, faltas de insumos en los hospitales, déficit de viviendas, de escuelas, apagones y vías en pésimo estado, el Gobierno nacional decidió hacer falsas “políticas” en lugar de resolver dichos problemas.

Archivo

Obteniendo como resultado un desfalco de miles de  millones de dólares  regalados a países como Cuba, Mali, Haití, Nicaragua, Honduras, Bolivía, Argentina, República Dominicana, Bielorrusia, Ecuador, Paraguay, Gambia, Antigua y Barbuda, Uruguay, Puerto Rico, Jamaica, Benín y hasta Estados Unidos, todos han sido beneficiados con el dinero que debería ser utilizado para apaciguar la “miseria” del venezolano.