Tercer puente del río Orinoco: La obra cuyo precio Odebrecht quintuplicó y nunca concluyó

Doce años no fueron suficientes para que la Constructora Norberto Odebrecht terminara el tercer puente sobre el principal río venezolano y, por el contrario, este tiempo sólo sirvió para que supuestamente se gestara otro caso de corrupción que ha significado para la república el incremento del precio del contrato inicial de la obra en casi cinco veces su valor, sin que hasta la fecha ninguno de los responsables haya respondido por estos hechos.

Por Maibort Petit

El proyecto de construcción del sistema vial tercer puente sobre el río Orinoco entre los estados Bolívar y Guárico encomendado a la empresa brasileña Constructora Norberto Odebrecht, experimentó variaciones que elevaron su precio inicial establecido en junio de 2006 en Bs. 2.132.089.627.428,60 (con la primera reconversión monetaria pasó a ser Bs.F. 2.132.089.627,43) equivalentes a USD 991.669.594,15, a Bs. 6.035.421.447,71 y un componente en moneda extranjera de USD 1.921.175.345,15 para un monto total consolidado de Bs. 10.165.948.439,78. El incremento de Bs. 8.033.858.812,35 significó casi la quintuplicación del monto inicial negociado sin que a la fecha los trabajos hayan sido terminados, aun cuando debieron estar listos el 31 de diciembre de 2017. Presentan sólo un 70,3 por ciento de avance.

De tal desatino fueron responsables los ministros Ramón Carrizalez, Nelson Merentes, Isidro Rondón, Rafael Isea, Diosdado Cabello, Alí Rodríguez Araque, Jorge Giordani, Juan García Toussaint y José Luis Bernardo, quienes entre 2006 y 2015, recurrieron al esquema que hemos venido denunciando como mecanismo para inflar los precios de las negociaciones, consistente en la firma de adenda o contratos complementarios que, además, extienden en el tiempo la ejecución de los trabajos que en pocas ocasiones llegan a concluirse.

La descomunal suma que la ejecución de la obra ha conllevado, dio origen a un trabajo del El Estímulo que revela que lo negociado con la empresa brasileña por este puente tiene un costo que supera en veinte veces al de la estructura de este tipo más alta del mundo, inaugurada en 2017 en China y que tardó en ejecutase solamente tres años.

Cabe recordar que la empresa brasileña en cuestión reconoció haber pagado USD 98 millones en sobornos a funcionarios públicos para obtener contratos de obras públicas  en Venezuela. La fiscal general de la república en el exilio, Luisa Ortega Díaz, aseguró que el estado venezolano pagó a Odebrecht 30 mil millones de dólares por once obras de infraestructura inconclusas, entre las que se encuentra el tercer puente sobre el río Orinoco.

El contrato principal

El 7 de junio de 2006, la República Bolivariana de Venezuela, por órgano de los ministerios de Infraestructura y Finanzas, representado cada uno de ellos por sus titulares para la fecha, Ramón Alonzo Carrizales Rengifo y Nelson Merentes, respectivamente, por una parte, y por la otra, la Constructora Norberto Odebrecht S.A., representada por Euzenando Prazeres de Azevedo y Jose Claudio de Cerqueira Daltro, suscribieron un contrato de obra regido por las Condiciones Generales de contratación para la ejecución de obras contenidas en el Decreto N° 1.417 de fecha 13 de julio de 1996, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 5.096 Extraordinario de fecha 16 de septiembre de 1996 y las Condiciones Generales de Contratación para Estudios y Proyectos contenidas en la Resolución N° 387 de fecha 26 de agosto de 1975, publicada en la Gacela Oficial de la República de Venezuela N° 30.785 de fecha 3 de septiembre de 1975.

Foto: Maibort Petit

El objeto del contrato se define el en la segunda cláusula indicándose que este será el proyecto de ingeniería básica, la ingeniería de detalles y la construcción del sistema vial tercer puente sobre el río Orinoco, integrado por el puente ferroviario carretero entre las ciudades de Caicara, estado Bolívar y Cabruta, estado Guárico, sus accesos estructurales carreteros, los enlaces de conexión con la vialidad de las poblaciones de Calcara y Cabruta y la carretera Cazorla-Cabruta en el estado Guárico.

La empresa brasileña se obligó a ejecutar para Venezuela, por su exclusiva cuenta, con sus propios elementos y sin ningún costo para el país, el proyecto de ingeniería básica cuyo monto alcazaba los USD 5.588.000, teniéndose como el aporte de acuerdo a lo establecido en el Convenio Básico de Cooperación Básica suscrito entre Venezuela y Brasil el 20 de febrero de 1973.

Foto: Maibort Petit

Se informa en la cláusula quinta que el contrato se estableció bajo la modalidad de precios unitarios.

Asimismo, la vigencia del contrato se fijó en 48 meses contados a partir de la fecha del Acta de Inicio.

Entretanto, el precio básico de la obra o precio del contrato quedó estipulado en la séptima cláusula, en la cual se precisó que serían Bs. 2.132.089.627.428,60 equivalentes a USD 991.669.594,15, monto que no incluía el Impuesto al Valor Agregado, IVA.

Esta cláusula contenía un parágrafo único que establecía que el precio de la obra sería pagado a través de los mecanismos financieros y términos acordados entre al Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Infraestructura, lo cuales debían ser previamente aprobados por el presidente de la república que, para la época, era Hugo Chávez Frías y, asimismo, contar con todas las autorizaciones según las normas vigentes en cada uno de los ejercicios fiscales comprendidos para la ejecución del contrato.

Foto: Maibort Petit

La cláusula octava indicaba que Odebrecht iniciaría los trabajos al momento de recibir el pago del anticipo previsto en la cláusula décima tercera que estableció que el mismo sería del 15 por ciento del precio de la obra.

El aparte B de esta cláusula indicaba que el saldo del precio del contrato se pagaría contra la presentación de valuaciones de los trabajos debidamente ejecutados, comprobados por el ingeniero inspector. Del monto bruto de cada valuación se descontaría el porcentaje correspondiente a la amortización del anticipo y a las retenciones previstas como garantía. También se deducirían las penalizaciones si estas existieran.

Se estableció un lapso de garantía en la cláusula novena, la cual refería que una vez concluida la obra, regía un plazo de doce meses contados a partir de la fecha de firma del acta de aceptación provisional de los trabajos y, transcurrido ese tiempo, se firmaría el acta de recepción definitiva dentro de los 30 días siguientes.

La cláusula décima versaba sobre la variación del presupuesto de la obra indicándose que este podía sufrir modificaciones a consecuencia de que hubiera cambios en las cantidades de obra, de alteraciones en la cota de referencia de las fundaciones según el proyecto básico y por aumentos salariales.

Las variaciones de cantidades de obra (cláusula décima primera) están previstas si estas se presentaren en relación con el presupuesto de la oferta y del proyecto de ingeniería de detalle y del presupuesto de ingeniería básica; Venezuela reconocería las diferencias que por tal concepto se generaran como variaciones en las cantidades de obra. Correspondería a la contratista incorporar a las valuaciones  mensuales, los aumentos o disminuciones que se generaren.

La cláusula décima segunda estaba referida a las variaciones en la cota de referencia  del proyecto de ingeniería básica, las cuales tenían que ver con aumentos o disminuciones que afectaren el costo de las fundaciones y que resultaren de aplicar los precios unitarios previstos en el presupuesto detallado a la diferencia entre la cota de asiento  definitivo  de cada fundación.

Venezuela rembolsaría a Odebrecht la variación en los costos que experimentaran las partidas  que conformar el precio de la obra (Cláusula décima sexta) y se ajustaría el monto del contrato por concepto de aumentos salariales derivados de las variaciones de precios aplicables a la obra ejecuta.

Venezuela también reconocería las variaciones de precios sobre la obra ejecutada durante el plazo de ejecución, en los casos de prórroga que esta se produjera por causas no imputables a la contratista (cláusula  décima séptima).

A estas cláusulas apeló la empresa brasileña para justificar los incrementos que se le hicieron al precio inicial y recurrir a la figura de los contratos complementarios para llevarlos a cabo, tal como lo veremos más adelante.

La cláusula vigésima séptima establecía penalidades si la contratista no terminara los trabajos en el tiempo establecido en el contrato y pagaría a Venezuela sin necesidad de requerimiento alguno, una cantidad equivalente al uno por mil del precio de la obra por cada día de retardo  en su culminación, más los gastos de inspección que originara el retardo. Venezuela podía deducir el monto de las sanciones de cualquier saldo a favor de Odebrecht.

También se estipularon penalidades por atraso en la ejecución de la obra, las cuales no podían ser mayores al 15 por ciento del precio de la obra.

Normas estas últimas que fueron obviadas por completo, toda vez que Odebrecht, a la fecha actual, no ha terminado los trabajos y nunca recibió las referidas penalidades.

Se previeron las prórrogas de los plazos estipulados para la conclusión de los trabajos en la cláusula vigésima novena, las cuales operarían cuando Venezuela ordenara la suspensión temporal de los trabajos por causas no imputables a la contratista; por modificaciones al proyecto ordenadas por Venezuela; por fuerza mayor; por condiciones de fundación distintas a las previstas en la ingeniería de detalle; por cualquier causa que a juicio de Venezuela fuera justificada.

Foto: Maibort Petit

Venezuela podía ordenar modificaciones o requerir que la contratista ejecutara obras adicionales (cláusula trigésima), así como obras de emergencia (cláusula trigésima primera). Asimismo, se establecieron fianzas de fiel cumplimiento (cláusula vigésima), de anticipo (vigésima primera), las previsiones relacionadas con el tipo de obra a ejecutar y demás formalidades contempladas en este tipo de negociaciones.

Documento complementario N° 1

El 30 de abril de 2008, Venezuela por órgano de los ministerios del Poder Popular para la Infraestructura y para las Finanzas, representados por Isidro Ubaldo Rondón Torres y Rafael Eduardo Isea Romero, respectivamente, y la Constructora Norberto Odebrecht S.A., representada por Euzenando Prazeres de Azevedo y José Claudio de Cerqueira Daltro, firmaron un Addendum que se denominó Documento Complementario N° 1, el cual forma parte integrante del contrato suscrito el 7 de junio de 2006, que partir de ese momento comenzaba a conocerse como el documento principal.

Foto: Maibort Petit

El objeto de este Addendum (Cláusula segunda) conjuntamente con su presupuesto actualizado y el programa de trabajo de ejecución de obras, buscaba establecer las ampliaciones y modificaciones al proyecto original incorporado al documento principal, necesarios para cabal cumplimiento  de la obra.

Foto: Maibort Petit

En la cláusula tercera se modificó el precio básico de la obra, estableciéndose el precio complementario en Bs. 399.659.910.858,45 o 399.659.910,86 bolívares fuertes equivalentes a USD 185.888.330,63 sin incluir el IVA, totalizando el monto del documento principal en Bs. 3.170.475..589.694,00 o 3.170.475.589,69 equivalentes a USD 1.474.639.809,16 sin IVA.

Foto: Maibort Petit

La modificación de los Bs. 2.132.089.627.428,60 equivalentes a USD 991.669.594,15 establecido como precio del contrato se hizo en virtud de que fue presupuestado con base a una ingeniería básica conceptual desarrollada en los años 2004 y 2005 bajo informaciones de carácter provisional  y con cómputos métricos estimados. Igualmente Venezuela solicitó modificar el proyecto inicial para añadir dos canales carreteros en el piso superior del puente elevando así a cuatro el número de dichos canales.

La vigencia del contrato se estipuló en la cláusula quinta, extendiéndose hasta el 31 de diciembre de 2011, de acuerdo a la establecido en el Anexo II Programa de Trabajo de Ejecución de Obras.

El nuevo precio elevó también el monto del anticipo y las fianzas.

Foto: Maibort Petit

Documento Complementario N° 2

El 11 de junio de 2009, Venezuela por órgano de los ministerios del Poder Popular para las Obras Públicas y Vivienda y el de Economía y Finanzas, representados por Diosdado Cabello y Alí Rodríguez, respectivamente, por un lado, y por el otro, la Constructora Norberto Odebrecht, representada por Euzenando Prazeres de Azevedo y José Claudio de Cerqueira Daltro, suscribieron un nuevo Adendum o Documento Complementario N° 2.

Foto: Maibort Petit

El objeto de este Documento Complementario N° 2 y sus anexos, quedó definido en la segunda cláusula, la cual refería que el fin era ampliar y modificar la ingeniería de detalle de la obra incorporadas al documento principal y Documento Complementario N° 1, necesarias para su adecuado funcionamiento a fin de abarcar las actualizaciones y ajustes en el diseño de la obra.

También se modificó el monto del contrato en la cláusula tercera, que subió el precio básico de la obra para ubicarlo en Bs. 1.008.463.382,86 equivalentes a USD 469.052.736,21 más el IVA.

De este modo, el precio de la obra totalizaba Bs.F. 4.178.938.970,91 equivalentes a USD 1.943.692.544,61 más IVA.

Foto: Maibort Petit

El nuevo monto modificó los montos de las fianzas y el anticipo.

Foto: Maibort Petit

Documento Complementario N° 3

El 15 de junio de 2010, Venezuela a través de sus ministerios del Poder Popular para las Obras Públicas y Vivienda y el de Planificación y Finanzas, representados por Diosdado Cabello Rondón y Jorge Giordani, respectivamente, y la Constructora Norberto Odebrecht, representada a su vez por Euzenando Prazeres de Azevedo y José Claudio de Cerqueira Daltro, suscribieron un nuevo Addendum o Documento Complementario N° 3, que tenía por objeto (Cláusula segunda) contemplar las ampliaciones y complementaciones desarrolladas por la ingeniería de detalles de la obra.

El precio del contrato sufrió una nueva modificación como se da a conocer en la cláusula tercera, que refiere que el monto de la negociación contaría ahora con un componente nacional que alcanzaba los Bs.F. 2.406.686.910,26 y otro en moneda internacional (dólares de Estados Unidos) de USD 483.343.043,82, que en conjunto totalizaban USD 1.408.991.855,46 más IVA

Foto: Maibort Petit

El monto de la obra con los dos componentes ahora totalizaba Bs.F. 4.136.293.293,01 y USD 1.622.567.503,44 que, en conjunto a la tasa de cambio vigente para la época (Bs. 2,60 por dólar) totalizaban USD 2.584.496.176,23 más IVA.

Foto: Maibort Petit

Documento Complementario N° 4

El ministro del Poder Popular para el Transporte Terrestre, Juan de Jesús García Toussaintt, en representación de la República Bolivariana de Venezuela, suscribió con la Constructora Norberto Odebrecht, representada por Euzenando Prazeres de Azevedo y Estévão Timponi França, el 27 de septiembre de 2012, un nuevo Addendum o Documento Complementario N° 4 que con sus anexos forma parte integrante del contrato “Proyecto y construcción del Sistema Vial Tercer Puente sobre el río Orinoco”, firmado el 7 de junio de 2006.

Foto: Maibort Petit

El objeto del de este documento complementario N° 4 (Cláusula segunda) era hacer las ampliaciones y adecuaciones desarrolladas por el avance porla ingeniería de detalle de la obra no incorporada en la anterior documentación, y también para actualizar el monto de la Partida N° 179 de Escalatoria, de modo de reconocer las variaciones de los costos que experimentaban las partidas que conformaban el precio de la obra debido a la inflación.

El monto del precio básico de la obra alcanzó en este nuevo addendum Bs. 1.685.274.078,34 (componente nacional) y USD 262.547.553,93 (componente  en moneda extranjera) equivalentes a Bs. 1.128.954.481,90. De este modo, el precio del contrato se ubicó en Bs. 2.814.228.560,24 que a la tasa vigente para la época de Bs. 4,30 por dólar, totalizaba la cfantidad de USD 654.471.758,19 más el IVA.

Con la firma del Documento Complementario N° 4, el precio de la obra quedaba integrado por un componente nacional que alcanzaba la suma de Bs. 5.821.567.371,35 y el componente en moneda extranjera se ubicaba en USD 1.885.115.057,37 equivalentes a tasa de Bs. 4,30 por dólar a USD 3.238.967.934,91 más el IVA.

Esto modificaba igualmente el monto del anticipo y de las finazas contemopladas en el contrato.

Documento Complementario N° 5

El 7 de septiembre de 2015, Venezuela por órgano del Ministerioo del Poder Popular para el Transporte Terrestre y las Obras Públicas, representadoo por José Luis Bernardo Hurtado, por una parte, y por la otra, Constructora Norberto Odebrecht, representada por Jose Claudio Cerqueira Daltro y Estévão Timponi França, firmaron un addendum denominado Documento Complementario N° 5, que tenía por objeto (Cláusula segunda) hacer las modificaciones relativas a las variaciones del precio del contrato e incluir la fabricación y construcción de los tres primeros vanos del viaducto ferrocarrilero en el tramo de la bifurcación de los ojes 9, 9A, 10 y 10A (márgenes sur y norte).

Foto: Maibort Petit

El precio básico de la obra varió en esta oportunidad a Bs. 213.854.076,36 (Componente moneda nacional) y USD 36.060.287,79, para un monto total consolidado de Bs. 291.383.595,11 (Cláusula cuarta).

Foto: Maibort Petit

De esta manera el precio total de la obra quedó integrado por un componente nacional de Bs. 6.035.421.447,71 y un componente en moneda extranjera de USD 1.921.175.345,15 para un monto total consolidado de Bs. 10.165.948.439,78.

Como en las anteriores oportunidades, estas variaciones también alteraron el anticipo y el monto de las fianzas.

La vigencia del contrato se extendió hasta el 31 de diciembre de 2017 (cláusula sexta).