Maduro viaja buscando salvavidas y China agarra “mangos bajitos”

La “huida hacia adelante” del señor presidente Nicolás Maduro hacia China se produce en un momento de “punto de quiebre” en la economía venezolana. La lógica dice que China no prestará más ante la limitada capacidad de pago y deuda pendiente del gobierno venezolano, sin embargo, al paso que lleva la administración Maduro se percibe capaz de aplicar la teoría de “tierra arrasada” con tal de permanecer en el poder.

Redacción Venezuela al Día

Era de esperarse la partida del presidente venezolano en busca de un “oxígeno” extra ante la desastrosa situación que atraviesa el país caribeño producto de equivocadas políticas implementadas principalmente en el último lustro.

Según lo reseñado por el portal de la “multinacional” Telesur, este jueves el presidente venezolano participó en la XVI reunión de la comisión de alto nivel China-Venezuela junto al canciller chino Wang Yi.

Destaca la televisora que entre los 28 acuerdos firmados durante el encuentro, destacan los de energía comunicación, minería y financiamiento.

Escapatorias improvisadas: Acuerdos de Maduro con China buscan evitar default

Según destacó el presidente venezolano “esta visita va a marcar una nueva era en las relaciones entre China y Venezuela”, así como “darle empuje a las inversiones energéticas, económicas, en comercio y financieras”.

El reportaje de la televisora ensalza el acercamiento del país asiático con Venezuela desde la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999.

Mas adelante realizan una remembranza acerca de la comisión mixta de Alto Nivel reseñando que ” En 2001 se creó la comisión mixta de Alto Nivel, lo que significó un fuerte impulso al desarrollo de ambos países, ya que este mecanismo de cooperación permitió la suscripción de una gran cantidad de proyectos en diferentes áreas de asociación estratégica”.

No hacen mención alguna a que a partir de aquel momento, las deudas venezolanas para con el país asiático comenzaron a incrementarse en espiral.China es una de las consideradas “economías emergentes” y ha recibido una gran influencia de lo que podría llamarse “escuela de Hong Kong” surgida a raíz  de la transferencia de la soberanía de Hong Kong por parte del Reino Unido a la República PopulaChina, la cual tuvo lugar el 1 de julio de 1997, tratándose del mas puro estilo capitalista, China absorbió todo ese conocimiento en el manejo del capitalismo para lograr avanzar en los mercados mundiales hasta la presencia que ostenta actualmernte.

Por ello las economías de ambos países han avanzado en direcciones diametralmente opuestas, mientras China se afianza en el mercado mundial y concede préstamos que le otorgarán pingües ganancias, Venezuela trata de imponer el modelo que fracasó en China y que ocasionó que ese país entendiera que la economía es una rueda que gira por sus medios y no acepta imposiciones por decreto.

Seguramente lo que traerá al país el señor presidente y su séquito serán rimbombantes anuncios acerca de “acuerdos” que no serán mas que un mayor endeudamiento en la depauperada economía venezolana.