Gobierno busca desesperadamente obtener divisas con nuevo sistema cambiario

Tras quince años de estrangulamiento total de la economía desde el gobierno y que asfixió la circulación de capitales en el país, la ley de ilícitos cambiarios tuvo efectos devastadores y el gobierno mismo se encuentra en una posición muy delicada desde la realidad de necesitar divisas pero sin tener cómo obtenerlas ya que Pdvsa se encuentra en declive y endeudada. Las nuevas condiciones que pretende implementar el gobierno le darían ese oxígeno extra que tanto necesita ya que permite que se oferten divisas desde el sector privado y se eliminan las, aunque pírricas, subastas Dicom.

Redacción Venezuela al Día

La banca tiene luz verde para la compra de divisas, según lo autorizó este martes el Gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, pese a un nuevo sistema cambiario, que arrancó con una devaluación de 96 %, no podrá venderlas reseña Sumarium.

En rueda de prensa, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que “Toda la banca nacional, pública o privada, puede recibir divisas del menudeo para cambiarlas a bolívares soberanos a personas naturales, nacionales o extranjeras”,

En otra conferencia, sin embargo,  el ministro de Economía, Simón Zerpa, aclaró que las instituciones bancarias “no podrán vender divisas”.

El #MarineraChallenge un nuevo reto viral inventado por un peruano

Al derogar una ley que castigaba con multas y penas de cárcel de hasta 15 años a quienes transaran divisas al margen de un férreo control de cambios vigente desde 2003, el gobierno había aceptado inicialmente estas operaciones solo a través de casas de cambio “autorizadas”.

Analistas aseguran que el gobierno busca captar dólares para hacer frente a su crítica situación financiera.

Leonardo Vera, economista y docente de la UCV,  expresó a una cadena internacional que “Interesante sería si dijeran que puedes ir a los bancos a comprar dólares. Quieren captar dólares por donde sea y hacerlo solo por casas de cambio era muy restrictivo”.

El gobierno necesita urgentemente liquidez en momentos en que la renta petrolera se desploma y el déficit roza 20% del PIB.

Este martes temprano, un día después de la entrada en circulación de nuevos billetes que restaron cinco ceros a la moneda local, el Banco Central publicó una tasa equivalente a 60 bolívares soberanos por dólar.

Formalizó así  una macrodevaluación de 96% que habia sido adelantada por el presidente Nicolás Maduro cuando presentó hace cuatro días su plan de reformas. Bajo las anteriores denominaciones, la cotización saltó de 248.210 a 6.000.000 de bolívares por dólar.

Será una “tasa única” fluctuante en subastas oficiales con divisas ofertadas por privados, aseguró Rodríguez. No habrá asignación de divisas del Estado.

La primera subasta del nuevo esquema, prevista inicialmente para este martes, se realizará el miércoles. No habrá límites para ofertar, pero sí para comprar: 400.000 dólares mensuales para empresas y 500 para personas naturales.

Para Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, las medidas alimentarán el mercado negro, donde las cotizaciones se han disparado desde la semana pasada.

“Estamos en una nueva modalidad de control de cambio que no tiene nada que ver con un esquema de mercado abierto”, comentó a AFP Oliveros, quien considera “un sin sentido” que la banca pueda comprar dólares pero no venderlos.

La reforma cambiaria está enmarcada en un plan económico de Maduro, que incluye también un aumento salarial de 3.400% y el alza de impuestos y de la gasolina, prácticamente regalada en Venezuela.