Adolescentes venezolanos se graban mientras practican el “juego de la muerte”

Foto archivo

Autoridades venezolanas han alertado sobre el peligro del llamado “Juego de la muerte”, que es practicado por adolescentes y que ha sido difundido en las redes.

El director de la policía científica de ese país, Douglas Rico, informó este lunes en una rueda de prensa que funcionarios de ese cuerpo de seguridad analizan y siguen las pistas de videos que circulan en internet donde jóvenes estudiantes de bachillerato del estado Carabobo, a dos horas de la capital venezolana, someten a otros a través de esa práctica letal.

"The Shocking Game" no es un juego En otro orden de ideas el director de la Policía Científica hizo un llamado a los padres, madres, representantes y/o responsables de adolescentes, a estar alerta sobre un juego denominado “El Juego del choque” “El Juego de la Asfixia” o el “Choking Game”, que actualmente se encuentra de moda entre los adolescentes y el mismo consiste en inducirse una persona al desmayo por medio de la asfixia intencional con el fin de sentir una sensación de desvanecimiento. Las estimaciones demuestran que la práctica del también llamado juego de la muerte ha aumentado en las últimas décadas y ha sido responsable de numerosas muertes y daños neurológicos graves en jóvenes alrededor del mundo y en los últimos años en Venezuela. #CICPC

A post shared by Douglas Rico (@douglasricovzla) on

Se graban, pero no es juego

‘El juego del choque’ (‘choking game’, en inglés), como también se le conoce, consiste en inducir a una persona al desmayo a través de la asfixia mecánica, lo que fácilmente puede ocasionar graves daños neurológicos, fracturas o incluso la muerte.

En una grabación difundida recientemente en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, dos chicos con uniforme de educación media participan en esta práctica mientras que otros, cuyas voces se escuchan, lo presencian. Uno de ellos somete y asfixia al otro hasta que logra que se desvanezca, caiga al suelo, convulsione y quede en total estado de confusión.

La Fiscalía Superior de Carabobo investiga presuntos casos similares que han ocurrido en planteles educativos venezolanos y que han sido denunciados por los padres, según Notitarde.

Vía RT