El origen de la celebración del día de San Patricio

Foto cortesía El Iberico

El 17 de marzo se celebra el día de san Patricio, patrón de Irlanda. San Patricio nació en el 387 en Kilpatrick, cerca de Dumbarton, en Escocia. Su padre era oficial del ejército romano. Piratas irlandeses tomaron prisionero al joven Patricio de 16 años y lo vendieron como esclavo. Pasó seis años en Irlanda, donde aprendió a hablar el idioma celta.

Consiguió fugarse y se marchó a Francia para prepararse para la vida monástica, y se ordenó sacerdote. Cuando contaba con 46 años de edad decidió volver a Irlanda para evangelizar a sus habitantes. Y allí permaneció casi tres décadas, hasta su muerte el 17 de marzo del año 461.

Hoy, personas de todo el mundo alzan una cerveza para celebrar el Día de San Patricio, el patrono de Irlanda. Por eso, el trébol de tres hojas y los leprechauns -pequeños hombres que, se cree, pueden revelar la ubicación de un tesoro- dominan la escena que se tiñe de verde a un punto tal que algunos ríos se cambian a este color para sumarse a esta fiesta.

Casi pierde la vida en un tiroteo: no creerás qué lo salvó

Una tradición cristiana dice que Patricio explicaba el misterio de la Santísima Trinidad usando un trébol de tres hojas. Por eso ese día se ha instaurado como costumbre llevar un trébol en la celebración de su festividad. También es habitual vestirse de color verde e incluso teñir con este color la cerveza en honor a Irlanda, también apodada la “Isla Esmeralda”.

Foto Los40Viajes

El 17 de marzo fue decretado feriado nacional para el país europeo en 1903 como una forma de recordar a este santo en la fecha de su muerte, pero ¿por qué esta celebración está asociada con el consumo de cerveza? Hace muchos años, ese era el único día en el que los cristianos podían dejar de lado las restricciones en cuanto al consumo de bebida y comida.

Vía Muy historia