¿Cuál es la diferencia entre refugiado y migrante económico?

Este lunes, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) envió un exhorto para definir el estatus de los migrantes venezolanos ante todos los países de la región y del mundo, debido a la crisis que padecen actualmente. La sugerencia del organismo causó inquietud en la comunidad pronta a emigrar y en aquellos que ya se han marchado, por las posibilidades que representaría.

Redacción Venezuela al Día

Acnur aclaró que los venezolanos no son considerados “refugiados” actualmente, pero de oficializarse el estatus, éstos no podrían ser deportados, ya que las condiciones en Venezuela no permiten un posible retorno y debido al flujo significativo de ciudadanos que continúan saliendo para huir de la crisis.

¿Quiénes pueden ser calificados como refugiados según ACNUR?

“El ACNUR insta a los Estados a garantizar que las personas que se beneficien  de estos mecanismos se les expida un documento oficial reconocido por todas las autoridades gubernamentales”, se lee en el documento.

Migración Colombia

Sin embargo, ¿califica la migración venezolana para ser denominada “refugiado”? Si bien es claro que de alguna manera directa o indirecta los venezolanos son víctimas de constantes violaciones a sus derechos humanos, hay términos que se deben conocer y aunque sea el caso de un tercio de la diáspora venezolana, la mayoría podría no estar calificada para este término y veamos por qué.

Refugiados:

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) un refugiado es aquel individuo que con “fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país”.

Migrante económico:

Sin embargo, se encuentra la figura del migrante económico un término oficial de la OIM que asegura una persona que deja su lugar de residencia o domicilio habitual en busca de una mejora en el nivel de vida, en un país distinto al de origen.

El último término se distingue de “refugiado”, ya que en el mismo se huye por persecución al igual que el “refugiado de facto” que huye por violencia generalizada o violación masiva de los derechos humanos, al contrario del migrante económico que sólo busca mejorar su calidad de vida a través del trabajo y los ingresos. Un término al que califica la mayoría de la diàspora venezolana.

Con información de: Organismo de las Naciones Unidas para la Migración