Federer consigue sin despeinarse su pase a octavos de Indian Wells

FOTO: EFE/ Georgios Kefalas

Poco le importó a Roger Federer tener que jugar en Indian Wells por tercer día consecutivo después de que el sábado se aplazara por la lluvia su partido nocturno contra Delbonis cuando ganaba por 6-3 y 2-2. El domingo por la tarde completó la faena ante el argentino cerrando el segundo set en el tie-break (7-6 (6)). Y este lunes, en horario matinal, como si nada a sus 36 años, barrió al serbio Filip Krajinovic, finalista en el pasado Masters 1.000 de París (cayó ante Jack Sock): 6-2 y 6-1 en 58 minutos.

El suizo ya está en octavos casi sin despeinarse, pese al atracón de compromisos, y se enfrentará al francés Jeremy Chardy (31 años y 100 del ranking), que venció a su compatriota Adrian Mannarino, favorito número 20, por 7-5, 4-6 y 6-1.

La mágica asistencia de LeBron James que te recordará a Ronaldinho

Federer firmó una de esos partidos de precisión quirúrgica y aparente mínimo esfuerzo con los que lleva asombrando al mundo desde hace 20 años. ¿Golpes ganadores? Los justos y necesarios, 24. ¿Errores no forzados? Solo 10. Ante eso y los 32 de 42 puntos ganados con su servicio (seis aces incluidos), poco pudo hacer un Krajinovic que fue perdiendo la ilusión con el paso de los juegos. Y eso que se permitió el lujo de romperle el servicio al helvético en el tercero. Un espejismo, fue el penúltimo que ganó en el primer set. El segundo fue un paseo militar del Genio de Basilea.