La trágica historia de una niña de 11 años que era violada por un profesor

Recientemente se han conocido crímenes infames contra menores de edad. En esta oportunidad la situación se vivió en el estado Vargas, donde una niña de 11 años de edad confesó que un vecino la violó en repetidas oportunidades incluso llegando a desgarrarle su órgano genital.

Mauricio Santori/Venezuela al Día

El suceso ocurrió en el sector Bonanza de Calle Nueva, en la parroquia Maiquetía donde un hombre identificado como Julio Cesar Salazár de 55 años de edad fue acusado de cometer actos lascivos en contra de una menor de 11 años. Al parecer el acercamiento del sujeto a la menor se debió a que el sujeto era profesor y amigo de la familia, por eso con la excusa de que le daba clases la menor frecuentaba la casa del violador.

Foto Facebook

La madre fue alertada por unos vecinos por lo que un día decidió poner a su hija en confesión. Entonces la menor contó lo sucedido por lo que la madre acudió a las autoridades competentes.

Hallaron tres cadáveres picados dentro de una alcantarilla en Barquisimeto

En la delegación del Cuerpo de Investigaciones científicas Penales y Criminalísticas se le practicó el examen reglamentario que determinó que la niña sufrió abusos sexuales continuados y presentó desgarramiento en su órgano sexual.

Represalias

Tras el resultado del examen la madre de la pequeña acudió a la fiscalía quien le dio los procedimientos pertinentes para presentar los cargos, mientras tanto la policía científica fue en busca del violador quien días antes habría salido del país según manifestaron vecinos.

Trascendió que la madre puso la denuncia y para alertar a otras familias publicó fotografías del infame en las redes sociales por lo que la esposa e hijas del violador acudieron a su casa y la amenazaron de muerte, razón por la cual envió a su hija con unos familiares fuera del estado Vargas.

Por el momento la policía se encuentra en alerta, mientras tanto la fracción de la policía internacional envió fotografías a las aerolíneas y líneas de autobuses para que de reconocerlo de inmediato alerten a las autoridades. Mientras tanto la madre exige justicia para con la inocencia de su hija.