“Operación Cisne”, la hazaña que cambió la industria de los refrescos en Venezuela

Foto: Referencial

En 1940, los empresarios venezolanos Antonio y Diego Cisneros obtuvieron el derecho de vender la bebida Pepsi Cola en Venezuela. Lo que comenzó como un emprendimiento motivado por la curiosidad que generó la bebida en Diego, resultó en un negocio rentable para el grupo empresarial.

Redacción Venezuela Al Día

Con artículos y demás documentación web, un usuario sustentó un hilo de mensajes en Twitter este domingo; en los que se narra la incursión del la Organización Cisneros en la industria de los refrescos.

En la anécdota se explica que, tras comenzar la venta de la bebida, PepsiCo ya dominaba el mercado venezolano. A diferencia de Coca-cola, su eterno rival, que tenía una participación mucho menor. A principios de 1950 las ventas de Pepsi ocupaban las dos terceras partes del consumo. Sin embargo, la historia cambiará más de 50 años después.

A mediados de 1996, Gustavo y Ricardo Cisneros se asesoraron para realizar una maniobra empresarial importante. Esta la idearon después de que la firma PepsiCo se negó a comprarles a los Cisneros las operaciones de la empresa Hit de Venezuela -embotelladora y distribuidora con mayor participación en el mercado-

Su objetivo era dedicarse al campo del entretenimiento y cesar su papel en la industria del refresco. Para lograr su objetivo, aplicaron la “Operación Cisne”. Al no tener a quién más venderle recurrieron al contrincante de Pepsi: Coca-cola.

Concejal de Podemos deja poco a la imaginación con su “exótico” disfraz

En la narración se explica que, de forma discreta, se firmó la venta en agosto de 1996. Coca-cola pasó a distribuir a menor precio sus productos, debido a que contaba con un mayor músculo operacional. El cambio de la imagen de camiones, personal y logística se realizó con disimulo para evitar las trabas legales que buscaría establecer Pepsi.