Muere secuestrador y tres se dieron a la fuga en pleno rescate de trabajador del Minci

Foto Román Camacho

La criminalidad acecha a los ciudadanos a cualquier hora ante la más vil impunidad, fomentando así el estado de indefensión y una sociedad donde impera la anarquía. En esa realidad, los secuestros se han convertido en las más lucrativa actividad de los delincuentes, que incluso solicitan el pago en divisas para el rescate.

Redacción Venezuela Al Día

Días de angustia y zozobra vivieron los familiares y amistades del ciudadano James Giménez, empleado del Ministerio de Información y Comunicación, quien fuera secuestrado por antisociales desde el pasado 4 de enero y que fue rescatado este viernes tras un fuerte enfrentamiento con sus captores y funcionarios del Faes.

Foto Román Camacho
Foto Román Camacho

Los hechos violentos ocurrieron en la Cota 905, en la ciudad de Caracas, luego de que los uniformados persiguieran a un vehículo marca Chery, color azul, que se trasladaba por la autopista Francisco Fajardo, sentido Oeste, con la víctima amordazada en la maleta. Se indica que los antisociales lo llevaban a un sitio donde se disponían a asesinarlo.

Viejito salió a hacer una “carrera” y fue hallado muerto

Luego de abandonar el vehículo en el sector popular, los secuestradores lanzaron dos granadas antes de huir, aunque uno de ellos murió en el enfrentamiento con los funcionarios del Faes, que investigan el paradero de los fugitivos. Giménez fue rescatado en buenas condiciones de salud.

Venezuela es considerado el segundo país más violento del mundo, solo después de El Salvador. El Observatorio Venezolano de Violencia reportó en un reciente informe que los asesinatos en 2017 se totalizan en 26.600 casos, y que el país registra un índice de 89 homicidios por cada 100.000 habitantes. Aragua, Miranda, Amazonas, Bolívar y Distrito Capital, se incluyen como las entidad más peligrosas del país.