El mito del Gran Acueducto Bolivariano en el Estado Falcón

Foto: Brolleros.com

El proyecto del Gran Acueducto fue presentado a Chávez, en el año 2000, por el entonces Gobernador Jesús Montilla, esposo de la actual gobernadora, durante el primer “Aló Presidente” desde el estado Falcón. Chávez aprobó de inmediato el proyecto de Construcción del Gran acueducto bolivariano llamado también “El coloso de Falcón”. Hoy en Paraguaná el agua llega una vez al mes o debe pagar hasta 120 mil bolívares por un camión cisterna.

Sebastiana Barráez / El Estímulo

Como parte del Convenio de Cooperación Económica y Técnica entre Venezuela y China, el acueducto se iniciaría en el embalse Matícora, municipio Mauroa, para el suministro de agua potable para el eje Mene Mauroa, Dabajuro, Urumaco, Democracia parte de Miranda y la Península de Paraguaná. Se estimó que la inversión sería de $500 millones. A los falconianos les pidieron tener paciencia para que pudieran contar con el agua del Gran Acueducto Bolivariano.

Foto: El Estimulo

En el 2009, el viceministro de Gestión del Agua del Ministerio del Ambiente y Presidente de Hidroven, Cristóbal Fernández Ortiz, durante el acto de inauguración de la planta Tarana le dijo al presidente Chávez: “El Acueducto Bolivariano es la mayor obra hidrosanitaria de América del Sur, y se ejecuta con una inversión superior a los 950 millones de bolívares fuertes (500 millones de dólares), y se estima que para abril esté culminado en su totalidad”.

Chávez aparece en el Hospital Militar de Caracas (no es broma)

El 8 de febrero 2009, durante la inauguración del Acueducto, la gobernadora Stella Lugo de Montilla aseguró que “con la puesta en marcha del Acueducto Bolivariano y de la Planta Termoeléctrica “Josefa Camejo”, Falcón dejó atrás las clásicas deficiencias de agua y electricidad”. Pocos meses después el Coloso suspende el suministro de agua hacia la Península de Paraguaná. Las fallas serían deficiencias de ingeniería en los trabajos de construcción (diseño, selección y cambios de los componentes que conformarían la obra hidráulica).

Han pasado 17 años desde el arranque de la obra y hoy Falcón, especialmente Paraguaná no tiene agua.

El Colegio de Ingenieros de Falcón dijo en su momento: el dinero asignado a la obra es más que suficiente para su culminación y denunció que se violentaron la especificaciones establecidas en el proyecto, al sustituir una tubería que estaba presupuestada de acero por una de plástico Polietileno de alta densidad (PEAD) para pasar por el lecho Marino del Golfete de Coro, sin considerar las corrientes marinas y las fuertes olas de la zona, lo que produjo la rotura de los anillos usados como lastre. El entonces presidente de la Central Socialista de Trabajadores de Falcón, Francisco García catalogó “malos manejos en la construcción del Acueducto Bolivariano”. Por su parte, el secretario regional del Frente Socialista de Mesas Técnicas de Agua en Falcón, Ing. Enrique Moreno, consideró que se han cometido errores de ingeniería intolerables hasta en alumnos de bachillerato.

La “avalancha” que acompañó a Rodolfo Marco Torres en Aragua (FOTOS)

El 25 de febrero 2013, el ministro de ambiente, Alejandro Hitcher, prometió la recuperación del Acueducto, en un recorrido que hizo con el secretario general de gobierno, Miguel Alejandro Ávila; el presidente de Hidroven, Cristóbal Francisco; y el de Hidrofalcón, Alis Olivieris. La Contraloría General de la República no se dio por aludida ni la Fiscalía General de la República, ni siquiera cuando los abogados Gregorio Graterol y Jorge Luis Ruiz, así como el ingeniero José Vicente Graterol hicieron la denuncia.

Con información de El Estímulo