El nuevo drama que viven las instituciones educativas en Venezuela

Foto Archivo

La migración de profesionales venezolanos se ha  incrementado considerablemente en una intensa búsqueda por huir de una crisis que devora a todos los que habitan en una tierra cargada de riquezas.

Elvis Morales / Venezuela Al Día

La educación se ha convertido en una profesión menospreciada por muchos bachilleres que buscan comenzar adquirir una formación que les permita alcanzar un buen ingreso mensual. Pero ¿Acaso está no es la mejor profesión del mundo? ¿Quién educará a las nuevas generaciones?

Foto: El Venezolano

Este problema también se ejemplifica en que este año solo se contabilizan tres mil estudiantes en toda la planta física del Pedagógico de Caracas, cuando hace cuatro años habían ocho mil.

Tanto en las instituciones educativas públicas como privadas el año escolar 2017-2018 arrancó con falta de maestros y profesores. Y según manifiesta el vocero de la Asociación Nacional de Institutos de Educación Privada Fausto Romeo se necesitan más de 150 mil docentes en todo el país y para todos los niveles.

El aumento constante del precio de las hortalizas y frutas

A los maestros que han optado por dedicarse a otras actividades más rentables se unen los que decidieron emigrar. Romeo agregó que en Ecuador, desde el primer día se trabaja por 1.200 dólares. Al revalidar el título se aumenta la remuneración a 3 mil dólares. En Perú también están recibiendo a educadores que llegan ganando 2 mil dólares sin necesidad de apostillar el título venezolano.

En contraposición, un profesor universitario titular, en el rango máximo y a dedicación exclusiva gana menos de 50 dólares, explica Napoleón Franceschi, docente de la Universidad Metropolitana. Según Noelbis Aguilar, Directora Nacional de Escuelas de Fe y Alegría, 10% de los educadores de esta organización, lo que equivale a mil profesionales, se ha ido del país o tiene planes de emigrar.