¿Por qué Theresa May lució un brazalete de Frida en el congreso?

(FILES) This file photo taken on October 04, 2017 shows Britain's Prime Minister Theresa May delivering her speech on the final day of the Conservative Party annual conference at the Manchester Central Convention Centre in Manchester, northwest England. British Prime Minister Theresa May on October 6, 2017 said she enjoyed the "full support" of her cabinet after a former Conservative Party chairman admitted he was behind a plot by around 30 MPs to urge her to resign. / AFP PHOTO / Oli SCARFF

En la clausura del congreso anual del Partido Conservador británico, celebrado el pasado miércoles en Manchester, dos detalles no pasaron desapercibidos: la gripe de la primera ministra Theresa May y el brazalete que lucía.

Los medios y las redes han atacado duramente la elección de la líder de los ‘tories’, debido a que la pulsera se componía de pequeñas reproducciones de autorretratos de la pintora mexicana comunista Frida Kahlo (1907-1954), recoge Verne.

Debido al fuerte resfriado que padecía, la primera ministra sufrió varios accesos de tos que la obligaron a llevarse las manos a la boca, lo que atrajo las miradas sobre accesorio, inapropiado para muchos debido al contexto en el que se encontraba May.

Pese a que en la foto oficial de May que figura en Wikipedia se aprecia un brazalete similar, en esta ocasión la lluvia de críticas no se hizo esperar.

La periodista de ‘The Guardian’, Hannah Jane Parkinson, señaló en varios tuits la inclinación política de la pintora mexicana y, si bien expresó que se puede “admirar a artistas sin compartir sus opiniones políticas”, recalca que ella no llevaría una pulsera del poeta Ezra Pound, admirador de Benito Mussolini y antisemita, a un encuentro en contra del racismo.

En un artículo publicado en ‘The Guardian’, la periodista sostiene que el brazalete fue “la mayor desconexión” de la segunda mujer que ocupa tan alto cargo en Reino Unido, y dijo que el objeto enviaba un “mensaje contradictorio” en la clausura del congreso del partido que ella lidera.

Por su parte, ‘The Telegraph’ recuerda que Kahlo era un icono del feminismo en su país y que May “había sido acusada de defraudar a muchas mujeres” durante su gestión, por lo que, tal vez, quiso enviar a sus compañeros de partido el mensaje de que ella también es “una mujer fuerte”, en referencia a las vicisitudes de salud y a los prejuicios de la época que combatió Kahlo.

Arden las redes

“Interesante brazalete, creo que Frida Kahlo hubiera levantado una ceja”, comenta un usuario de Twitter en tono sarcástico.

Otro internauta cuestiona la elección del accesorio, afirmando que “Frida Kahlo se va a revolver en su tumba”. “Luchó contra todo lo que Theresa May dice y hace como animal político. Ella es la antítesis total de May. Demuestra el nivel de engaño en el que opera May. Kalho era un gran feminista, marxista e intelectual”. añade.