Arrestan a dos mujeres de Florida por sobredosis de heroína con sus bebés

Dos mujeres de la Florida han sido acusadas de negligencia infantil después que una de ella sufrió una sobredosis de heroína mientras las dos consumían drogas en un SUV con sus bebés en el asiento trasero, de acuerdo con la policía de Boynton Beach.

La pareja se conoció en un programa de rehabilitación de drogas, dijo la policía, y entabló una amistad debido a sus fechas de vencimiento similares. Sus bebés tienen 1 y 2 meses de edad.

Kristen O'Connor, de 27 años, de Coral Springs, le dijo a su amiga que su narcotraficante le estaba ofreciendo drogas el jueves, y las dos decidieron comprar $60 en heroína para compartirlo, según WPTV.

Cada una inhaló una “pequeña cantidad” de la droga en el auto de O'Connor, una Ford Expedition, mientras estaban estacionadas en un garaje. O'Connor pidió a la amiga, June Schweinhart, de 28 años, de Lake Worth, sentarse al volante porque pensaba que “podía conducir mejor bajo la influencia de la heroína”.

Pero de repente, O'Connor comenzó a convulsionar y perdió el conocimiento, dijo la policía. Schweinhart llamó al 911, y un transeúnte también se detuvo para ayudar y habló con el despachador de emergencia por teléfono.

“Oh Dios mío, oh Dios mío”, dijo Schweinhart desde el asiento del conductor, mientras O'Connor perdía el conocimiento.

Ambas mujeres han sido acusadas de negligencia infantil y sus hijos fueron puestos bajo custodia del Departamento de Niños de la Florida. Los niños han sido entregados a los miembros de la familia, dijo la policía al Sun-Sentinel.

O'Connor ha sido puesta en libertad tras una fianza de $4,500, de acuerdo con el Palm Beach Post, mientras que Schweinhart todavía se encuentra detenida con una fianza de $3,000.

“Esperamos que esto sirva como una llamada de atención para estas madres, y que busquen tratamiento adicional para su adicción”, escribió la policía.

En la corte el viernes, un juez decidió que O'Connor sólo puede ver a su bebé si la abuela del bebé también está allí, mientras que Schweinhart tiene que hacer una prueba de drogas semanalmente y sólo puede interactuar con su hijo cuando otro adulto esté en la habitación.

Con información de Nuevo Herald