¿Por qué dejar de tomar refrescos?

Las bebidas gaseosas son las más demandadas a nivel mundial. Sin embargo, el consumo de ellas puede ser perjudicial para nuestro organismo.

Según el portal Culturizando, existen varias razones por las cuales se debe dejar de tomar los refrescos, ya que afecta nuestra salud a corto, mediano y largo plazo.

Lee también: Consejos para cuidar tu piel del bronceado sobrecargado

Los cálculos renales es una de las razones. Pues, el líquido contiene acído fósforico que dificultan el funcionamiento de los riñones. Además, como estas también contienen azúcar y ácido afectan el esmalte de los dientes hasta ocasionar caries en ellas.

El nivel de azúcar aumenta a los 20 minutos ingerir la bebida. Esto ocasiona una explosión de insulina y el hígado convierte la azúcar en grasa. Luego, pasado los 40 minutos, las pupilas se dilatan y el hígado empieza a secretar más azúcar en la sangre. Por último, la dopamina que se produce a altos niveles, termina afectando los centros de placeres del cerebro.

Lee tambiénNiño turco sufre problemas tras comerse un Perro Caliente

Por otro lado, tenemos la osteoporosis que también es una de las consecuencias que tiene consumir los jugos de cola. El fosfato también agarra calcio al orinar y hace que se pierda el mineral del cuerpo. También reduce la habilidad que tiene el organismo al absorber el potasio. Pues, 80% de las personas que lo consumen son más vulnerables a padecer de diabetes tipo II.

Cada refresco que se consume es un gran granito de arena que contribuye con la obesidad de la persona. Según los médicos, al tomarlo las probalidades de subir de peso son de 1.16 veces a la del peso actual.

Culturizando también agrega otros factores y es el empaque de la gaseosa. Sus latas contienen una resina llamada Bisfenil-A, que afecta al sistema endocronológico. Es decir, que tomar este líquido, la persona puede sufrir alteraciones en la pubertad, en su sistema reproductivo  y hasta ocasionarle cáncer.