Mujer degolló a sus hijos para vengarse de su exmarido en Argentina

Frente de la casa donde sucedieron los hechos /Foto El Capitalino

“Vas a pagar por cada gota de sangre de tus hijos”, así comenzó la carta que escribió una mujer en Tucumán, Argentina, momentos antes de que tomara un bisturí y degollara a sus dos hijos.

Mauricio Santori /Venezuela al Día

Los menores fueron identificados como Marcelino de cuatro años de edad y Pía de dos, ambos con herida de arma blanca en el cuello y pecho.

La mujer y sus dos pequeños hijos/ Foto cortesía El Intrasigente

La asesina que responde al nombre de Nadia Fucilieri, habría redactado una carta a su exmarido, en donde lo insultaba y responsabilizaba por el aberrante hecho que momentos después habría de cometer.

¡La mata el trabajo! Periodista japonesa muere por exceso de horas extras

Tomó un bisturí, fue primero hasta la habitación de Marcelino que llevaba ya horas durmiendo, y lo degolló. Por los gritos, Pía se despertó, observó la escena y corrió pero no pudo escapar del inminente ataque mortal de su madre.

Segun reveló la investigación, la mujer habría estado planificando la muerte de los pequeños, como método de presión o venganza contra su exmarido, identificado como Aldo Martinez, del cual llevaba separada varios meses luego de que solicitara una orden de restricción por violencia de género.

Nadie en una foto en redes sociales días antes de cometer el crimen /Foto cortesía El intransigente

En la denuncia la mujer alegó que Martínez le había arrojado un vaso de alguna bebida en la cara, sin embargo, el hombre mostró su defensa contra la acusación y solicitó un examen psicológico sobre Nadia, que superó el test exitosamente, puesto que los especialistas señalaron que “trataba bien” a sus hijos.

Horas despuès del suceso, Martínez lloraba y gritaba frente a la morgue “y ahora qué me dirán en la Justicia. Todo lo que intenté hacer no sirvió de nada porque nadie me escuchó”.

Por su parte, la mujer, que además intentó suicidarse con el mismo bisturí, permanece internada en un hospital bajo custodia policial. La justicia espera que pueda recuperarse para que declare y proceder con el juicio.