Yon Goicoechea habla desde la cárcel y pide constancia y firmeza en la calle

Al cumplirse un año de su detención, el líder de Voluntad Popular, Yon Goicoechea, aseguró no arrepentirse de haber regresado a Venezuela y dedicarse a la política. Destacó la importancia de lo que ha logrado hasta ahora la oposición, pero advirtió que necesitan constancia. “Yo sé que difícil pedírselo a la persona que se va a ir acostar sin cenar esta noche, pedírselo a quienes están desesperados por los precios de la comida, pero no tenemos otra alternativa”, respondió el joven encarcelado a través de sus familiares, para una entrevista en Venezuela al Día y desde un cuarto que desprende según dijo, un olor fétido todo el día.

Por Luisiana Ríos P./Venezuela al Día

Pregunta: ¿Por qué piensa Yon Goicoechea que está preso?

Respuesta: Estoy preso por desafiar el miedo, que el Gobierno ha utilizado como su principal herramienta de dominación. En 2007 me atreví a movilizar decenas de protestas de calle, no cedí ante sus amenazas y no me vendí. Desde ese momento inicié una oposición publica, transparente y por la calle del medio en contra de la dictadura, que en ese momento muy poca gente reconocía como tal. Cuando me fui a estudiar en Neva York y luego a Madrid, el gobierno pensó que me había doblado las rodillas. Y cuando regresé al país, a luchar por la democracia, decidieron darme un castigo ejemplarizante para amedrentar a los cientos de miles de venezolanos que quieren volver. Es un símbolo, un mensaje a todas las personas que aunque están lejos no renuncien a su país.

El gobierno me conoce, porque ya tengo muchos años de lucha y prefirió cortarme la cabeza, antes que me convirtiera en un problema mayor.

P: ¿Cómo podrías lograr tu libertad?

R: Para responder esta pregunta, habría que plantearnos cómo podemos lograr la libertad de Venezuela. Mi destino está enlazado con el de nuestra tierra. Yo tomé la decisión de consagrar mi vida al desarrollo humano de Venezuela. Mi proyecto es insistir hasta vencer y no tengo otro.

P: Después de paros, protestas, diálogo , ¿Qué le ha faltado a la oposición para lograr la salida?

R: A mí me preocupa mucho que estamos poniendo más énfasis en lo que no hemos hecho, cuando realmente lo que nos hace falta es constancia. Yo creo que lejos de autoflagelarnos, nosotros tenemos que apuntalar nuestras virtudes y tenemos que apoyarnos en la lucha que ha dado el venezolano para salir de la dictadura. Tenemos que tener autoestima y afincarnos en eso que hemos hecho los venezolanos por nuestro país.

P: ¿Ha habido errores?

R: Por supuesto que habido errores y si me pides nombrar uno, es que hemos debido tener más determinación para plantarnos definitivamente en la calle, en el momento que teníamos más personas manifestando. Otro error ha sido comunicar mal las decisiones de la mesa de la unidad, de forma que no hemos dado una imagen de cohesión, eso desmoraliza y desmotiva. Cometimos el error reciente de haber anunciado unas regionales en una diatriba política en el parlamento, cuando se podía haber anunciado de forma unitaria y con intensión constructiva. Por supuesto que tenemos cosas que mejorar, pero eso ya no es tan determinante al día de hoy, como las cosas que tenemos a favor. La lucha del venezolano no tiene precedentes en la historia de América Latina es algo de lo que nos tenemos que sentir orgullosos y si hay algo que todavía necesitamos para triunfar, es constancia, constancia y más constancia.

P: ¿Estabas de acuerdo con participar en la Asamblea Constituyente?

R: No, yo pienso que participar en la constituyente hubiese sido un error garrafal, no solamente hubiese estado diseñado para que no pudiésemos ganar, aún teniendo una amplia mayoría, sino que además era convalidar un llamado que contradecía la Constitución y los principios del estado democrático. No puede convocarse una constituyente, para redactar una nueva constitución, sin contar para ello con el concurso del pueblo venezolano. No fue un error no participar, por el contrario, los venezolanos estemos más conscientes de la naturaleza del gobierno que actualmente oprime a nuestro país.

P: Hay quienes critican haberse movido hacia las elecciones regionales, ¿por qué?

R: En Venezuela se ha planteado el tema de las regionales desde una óptica equivocada. En primer lugar esta no es la decisión más importante que tenía que tomar la oposición, la cual sigue dando la lucha, para destruir una dictadura que también tiene un componente electoral. En segundo lugar se ha planteado como una traición a la calle, pero realmente esto es complementario a una estrategia que tenemos que hacer. No quiere decir que si hay regionales no hay calle o que si hay gobernadores no hay calle. Las regionales están en la Constitución y están vencidas desde hace casi un año, estamos reclamando regionales desde el año pasado, entonces no entiendo por qué nos tenemos que plantear las regionales como un mecanismo antidemocrático, cuando realmente es para fortalecer a la oposición democrática del país.

P: ¿Qué le dices ha quienes marcharon por más de tres meses y sienten que están peor que antes?

R: ¿Qué se le puede decir una persona que ha perdido un hijo en una marcha? ¿A quienes han resistido por 10 años y hoy están peor? Qué por la democracia vale la pena luchar y que su esfuerzo no va quedar en vano, por 20 años nos han tratado de oprimir y hoy somos más fuertes que antes. Hemos logrado desenmascarar al régimen, tenemos la a comunidad internacional de nuestra parte, tenemos una sociedad que pese a la dificultad económica y pese a la opresión, han demostrado la disponibilidad de movilizarse masivamente contra de los abusos. Sí hemos logrado cosas, pero necesitamos constancia, yo sé que difícil pedírselo a la persona que se va a ir acostar sin cenar esta noche, pedírselo a quienes están desesperados por los precios de la comida, pero no tenemos otra alternativa.

P: ¿Qué es lo más importante?

R: Yo estoy convencido que el valor más importante en este momento para los venezolanos, es la constancia y estoy convencido que vamos a lograr la democracia si nos mantenemos firmes, en el propósito que tenemos de luchar por la libertad y la defensa de lo que es nuestro y de nuestra tierra que es de nosotros. Les digo que mi compromiso es infinito y que este servidor va a estar siempre dedicado a convertir a Venezuela en un país desarrollado desde el punto de vista humano, en el país moderno que se merece y en el país democrático por el cual hemos peleado los que estamos presos, los que murieron y todos lo que han resistido la dictadura por más de 20 años.

P: ¿Cómo es tu celda y cómo es ser un preso político en Venezuela?

R: Mi celda es un cuarto de 10 m², sin ventana y con una puerta de metal, que me mantiene aislado del resto de los presos, tengo un pequeño baño que desprende un olor fétido todo el día. Es un lugar muy triste, que está rodeado de otras celdas similares, algunas de ellas con hacinamiento terrible. Hay una celda que tiene más de 50 personas y tienen menos de 20 metros cuadrados, es decir que si todos se acostarán en el piso al mismo tiempo, no pudiesen caber. Tienen que acostarse por turno para poder dormir, porque no hay espacio para todos. Lo más difícil de esto es el encierro, porque esto no está hecho para ser una cárcel, no hay ventanas y no hay áreas comunes. Es una situación muy difícil realmente, pero me acompaña la convicción y la fe en Dios. La convicción que vamos a salir y que voy a estar muy orgulloso de contribuir a la libertad de mi país ,que este sacrificio nuestro va cambiar muchas vidas, como la fe que Dios me acompaña desde el primer minuto que pisé el Helicoide y me va acompañar hasta el día que salga por esa puerta, para reunirme con mi familia.

P: ¿Tienes esperanzas?

R: No tengo esperanza, tengo certeza de que Venezuela va a mejorar, porque cuando tantas personas están dispuestas a pelear por su libertad, no hay ningún poder que nos pueda detener. No puedo asegurar que vaya a ser en semanas o en meses, no puedo asegurar que antes de lograrlo, esto no se vaya convertir en una situación mucho peor, en donde todavía haya más represión y más frustración, pero estoy convencido que estamos caminando hacia la democracia y estoy convencido que estamos haciendo lo correcto para defender nuestro país.

P: ¿Qué le pediría Yon al gobierno y a la oposición?

R: Yo al gobierno le pediría que permitan la apertura de un canal humanitario, porque la crisis que se está viviendo en el país es seria, hoy hay hambre como nunca antes. La segundo es que evite una guerra civil en nuestro país, ellos no pueden quedarse usando la fuerza y la represión por encima de la voluntad millones venezolanos, por eso están produciendo un escenario de enfrentamiento a mediano plazo.

A la oposición le pediría unidad de criterio y de sentimiento democrático por Venezuela, tenemos que deponer las actitudes individuales, dejar de hablar y de preocuparnos por el “yo” y preocuparnos más por el “nosotros” y por el colectivo, porque solamente juntos podemos derrotar la dictadura. En segundo lugar le pediría a la oposición firmeza en la calle, en el voto, en lo internacional y en las instituciones de la sociedad civil. Es importante que mantengamos la certidumbre de que hoy somos una mayoría suficientemente fuerte para imponer un cambio en Venezuela y esa certidumbre se tiene que expresar en la determinación de nuestras decisiones.