Cómo decorar sin gastos excesivos

Puede que la costumbre lo lleve a pensar que para mejorar la apariencia de su casa se necesita invertir mucho dinero, tanto en enseres, como en contratar a un profesional. Pero lo cierto es que la tendencia ecológica, que busca reducir y reciclar objetos para darles una segunda vida, así como el minimalismo, en el que menos es más, hace que no sea una tarea titánica mejorar su estética.

Antes de iniciarse en esta tarea, la mayoría de los expertos recomiendan inventariar los recursos disponibles, ordenarlos y eliminar (vender o regalar) lo que no use o que no puede reparar, pues en algunos casos, más que invertir en un clóset nuevo o en cualquier mueble para mejorar el almacenamiento, con solo limpiar a fondo los armarios y reorganizar lo que posee, es suficiente. Además de eso, puede utilizar otros recursos a su alcance.

1. Vaya a negocios de segunda mano.

Tanto tiendas de objetos usados, de antigüedades e incluso en portales de comercio online, se consigue mobiliario que puede personalizar usted mismo, mandar a reparar o sencillamente darle un uso diferente, como convertir una vieja maleta en una mesa de centro vintage. Prefiera negocios con reputación y de ser posible, que ofrezcan alguna garantía sobre el buen estado de lo que está comprando. La asimetría permitida hoy, es un recurso a emplear a su favor, ya que no necesita tener sillas iguales en su comedor, por ejemplo, sino que puede hacer una combinación de modelos diferentes, sobre todo si gusta de lo ecléctico.

2. Hágalo por partes.

No tiene por qué renovar su casa en forma total; los expertos recomiendan, cuando se tiene un presupuesto ajustado, comenzar por una zona específica y cuando ésta se haya terminado, pasar a otra parte. De esta manera, terminará lo que comenzó y esto lo estimulará a continuar con su cometido.

En materia de pintura, por ejemplo, también es factible repintar solo una pared de un espacio, con un color contrastante, con lo cual aportará vivacidad y colorido a una estancia más grande o emplear papel tapiz, también solo en una pared o colgado como si se tratase de un estor, sin adherirlo.

3. Decore con fotos.

Con la moda de los “instangramers”, muchas personas se han sumado a la nueva red social y han descubierto que tienen buen ojo para la captura de bellas imágenes de su entorno. Estas fotografías las puede mandar a imprimir y enmarcar con cañuelas de líneas sobrias, tipo museo, para crear un rincón con recuerdos especiales. También se ensayan formas más fáciles como colocar las fotos en una cuerda pegada a la pared, con ganchos de madera como sostén, algo muy adecuado para gustos juveniles. También puede disponerlas en una tira de luces navideñas o mandar a enmarcar posters.

Vía Estampas